Teletrabajo

Por: Gerardo Hernández / Factor Capital Humano

lLa reforma de teletrabajo obliga a los empleadores a cubrir los costos de internet, una parte proporcional de la luz y proporcionar las herramientas de trabajo de quienes están laborando en home office. Sin embargo, estos gastos no forman parte del salario.

Por: Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Ahora no solo se requieren habilidades blandas, sino tecnológicas para enfrentar los desafíos que se presentan; tanto líderes como colaboradores deben desarrollar o reforzar habilidades blandas y duras, y sobre todo capacitarse constantemente.

Por: Pilar Martínez / El Economista

Puede repercutir en incrementos en el salario con un efecto a la alza en las prestaciones impactando de manera negativa en el costo laboral,

Por:

El 12 de enero pasado, entraron en vigor algunos cambios a la Ley Federal del Trabajo (LFT) de nuestro país, mediante los cuales se modifican y adicionan algunos aspectos que tienen que ver con el trabajo a distancia o teletrabajo.

Por:

El pasado mes de enero 2021 se publicó y entró en vigor la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) concretamente al artículo 311 y se adiciona el capítulo XII Bis en materia de Teletrabajo.

Por: María Del Pilar Martínez

Esta es una reforma para después de la pandemia y para siempre. La pandemia es un estatus de fuerza mayor, es algo inusual que pasara, pero lo que no va a pasar es el teletrabajo, la pandemia ha puesto muy en boga el teletrabajo pero forzado, cuando ésta pase veremos el verdadero tamaño del teletrabajo.

Por: Blanca Juárez / Factor Capital Humano

En México, quienes trabajan de esta forma ganan, en promedio, 50% menor salario que quienes siguen laborando en oficinas, revela la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Por: Pilar Martínez / El Economista

Los patrones deben establecer contratos —individuales o colectivos— donde detallen todos los aspectos que demanda la reforma, y deben tener claridad de que se considera home office cuando el tiempo que el trabajador labore en esta modalidad sea de más de 40% de su jornada.

Por: Pilar Martínez / El Economista

Los patrones deben establecer contratos, individuales o colectivos, donde detallen todos los aspectos que demanda la reforma, y deben tener claridad de que se considera Home Office cuando el tiempo que el trabajador labore en esta modalidad sea de más de 40% de su jornada.

Por: Gerardo Hernández

Aunque en algunos sectores y empresas pudiese parecer que el home office es una modalidad generalizada, la realidad es que el teletrabajo sólo ha sido adoptado por 12% de los negocios en México

Distribuir contenido