Ocho tips para implementar infraestructura TI en pymes

Las TI aumentan la productividad entre 30 y 40%. Foto: Especial

La tecnología se ha convertido en un actor principal en los negocios, por lo que las empresas, sobre todo las micro, pequeñas y medianas (MiPymes) deben incorporarla; sin embargo, muy pocas lo hacen.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional del Emprendedor, 0.9% de las MIPymes en México, 45,534 unidades económicas, así como 15,945 empresas pequeñas y 1,333 medianas, recibieron hasta agosto de este año financiamiento por 77,053 millones de pesos como apoyo para Incorporar Tecnologías de la Información (TI) en sus procesos de negocio. Durante el año pasado, se apoyaron a 84,305 MIPymes, 34,627 pequeñas y 4,698 medianas, induciendo 131,176 millones de pesos en crédito.

“La mayoría de las MIPymes en México adoptan tecnología poco a poco y de manera desorganizada porque tienen poco presupuesto lo que les provoca un crecimiento informal en su infraestructura TI con deficiencias que les genera problemas en la continuidad de sus operaciones y en su productividad” aseveró Miguel Monterrosas, director de Soporte Técnico de Tripp Lite México.

Añadió que ante esto, es imprescindible planear una estrategia, revisar sus presupuestos y actualizar su infraestructura tecnológica para generar procesos de negocios más eficientes.

“La adopción de la tecnología aumenta la productividad de las empresas entre un 30 y 40% lo que impulsa significativamente su competitividad”.

Para diseñar una correcta estrategia, el especialista enumera ocho tips que permitirán hacer de una forma más sencilla, los cuales son:

  1. Revisar que la instalación eléctrica
  2. Adecuar un lugar para instalar la infraestructura tecnológica, puede ser un pasillo, debajo de una escalera, en una bodega o en un cuarto. Hay que utilizar desde racks de marco abierto de dos y cuatro postes, con o sin costados o puertas, así como gabinetes con llave para brindar seguridad contra personal no autorizado; ambos pueden ser para montaje en piso o pared de altura completa o media.
  3. Instalar un sistema UPS para proteger y proporcionar tiempo de respaldo a los equipos TI, durante las fallas de la energía eléctrica.
  4. Cuando las aplicaciones son de misión crítica, se recomienda adoptar sistemas UPS redundantes, pero en caso de que el presupuesto sea corto, se pueden usar dos UPS, incluso de distintas marcas y capacidades, que alimenten a un PDU (unidad de distribución de energía) especial para lograr la redundancia de energía total en los equipos instalados en el rack o gabinete.
  5. A fin de lograr la temperatura ideal para el equipo TI, hasta 25° C, se deben llevar a cabo diversas técnicas de enfriamiento a través de la implantación de una unidad portátil para inyectar aire frío en zonas localizadas con calor o de una unidad fija para enfriar completamente la sala de los servidores.
  6. Incrementa la velocidad y calidad de las conexiones de red utilizando un switch administrable de red, y si se requiere proporcionar energía eléctrica a teléfonos y cámaras de video vigilancia, se debe utilizar un switch administrable que integre tecnología POE (Power Over Ethernet).
  7. Controlar, administrar y monitorear el CPU (unidad central de procesamiento) o los servidores del centro de datos a través de un sistema KVM.
  8. Es fundamental implantar una tarjeta de red, así como un software de control y monitoreo, como Power Alert de Tripp Lite, capaz de enviar alertas de control de acceso y seguridad, cambios en temperatura, de humedad y alarmas de incendio, al servidor SNMP o SYSLOG, e incluso a un celular o cualquier dispositivo con acceso a internet, para monitorear el funcionamiento de los sistemas de enfriamiento, los UPS y PDU instalados en el centro de datos.
CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario