México puede salir de top ten en manufactura si no adopta industria 4.0

El reto es adoptarla en los siguientes cinco años. Foto: Especial

Si México no adopta las ventajas de la industria 4.0 o digitalización industrial, podría salir del top ten de los principales países manufactureros, sentenció David Romero, profesor investigador en Manufactura Digital e Inteligente del Tecnológico de Monterrey.

Uno de los principales retos para la planta productiva nacional es adoptar en los próximos cinco años, las ventajas competitivas que representa la industria 4.0, indicó el especialista que ha participado como interlocutor entre gobierno, academia y empresas para impulsar la manufactura inteligente en México,

Entre los elementos en que es necesario avanzar se encuentra el de impulsar políticas públicas que permitan avanzar a la digitalización o transformación digital, como por ejemplo mayor conectividad y apertura del internet de banda ancha.

Romero, quien participó en el diseño del Mapa de Ruta de Industria 4.0, para definir el rumbo del país en materia de la también llamada Digitalización, dijo que México ha tenido diversos foros sobre Industria 4.0 y es necesario seguir en esa dinámica para impulsar su adopción.

Incluso, este año se celebrará aquí la feria Industrial Transformation MEXICO (ITM), réplica de la Hannover Messe en Alemania, la más grande del mundo en su ramo.

El evento traerá a México las más avanzadas tecnologías a nivel global para mejorar la productividad de la industria manufacturera nacional, con los últimos avances en digitalización, robótica y realidad virtual, entre otras.

A celebrarse del 9 al 11 octubre de este año en León, Guanajuato, se espera la participación de las 200 principales empresas a nivel mundial y de México, pertenecientes al sector industrial y soluciones de digitalización.

Romero señaló en ese sentido que hay diversas empresas que están impulsando la digitalización en México y por citar ejemplos están Festo, Bosch, ABB, Sysco en comunicación y la multinacional Siemens.

Todas ellas están haciendo diversos esfuerzos por impulsar la digitalización o industria 4.0, como es el caso de Siemens, que se merece un reconocimiento, al posicionar servicios de digitalización, "ha hecho la chamba, honor a quien honor merece”, dijo.

No obstante, comentó si bien los estudios dicen que hoy México es un país competitivo en su manufactura, "tenemos que transformar dicha actividad con la adopción de estas nuevas tecnologías de manufactura digital e inteligente, de no hacerlo el país perdería competitividad y saldríamos del Top Ten en que hoy nos ubica el Foro Económico Mundial".

Pero no se trata de transformar sólo a un grupo de empresas sino a toda la cadena de producción, advirtió en entrevista.

“El proceso de la digitalización se busca que sea en toda la cadena de valor, porque lo que no queremos es una división digital entre proveedores digitalizados y no digitalizados que le reste competitividad al conjunto”, resaltó.

Y es que, la manera en que compite la manufactura en un país hoy en día a nivel mundial, ya no es por empresa o cadena, sino por comunidades de manufactura” reiteró.

Por ello, de no avanzar en esta materia, “vamos a terminar entre 5 o 10 años como campeón de la manufactura tradicional y ya no ofrecería un alto valor agregado de lo producido en México. La economía manufacturera es uno de los principales contribuidores al PIB nacional”, subrayó.

David Romero señaló que entre los elementos que constituyen la Industria 4.0 y que pueden integrar las empresas están el Big Data y analítica; robots autónomos y cooperativos y simulaciones avanzadas de productos, materiales y procesos.

Además de la integración vertical y horizontal de sistemas, donde incluso el CEO puede ver todo lo que sucede en la cadena productiva, aunado al Internet de las Cosas; ciberseguridad; computo en la nube; manufactura aditiva y realidad virtual aumentada.

CRÉDITO: 
Notimex