La empresa que está cambiando las finanzas en México

albo surgió en 2016 con el objetivo de cambiar la banca tradicional. Foto: Especial

Uno de los problemas en México es el rezago de la implementación y uso de la banca móvil, ya que todavía hay resistencia porque se prefiere acudir a las sucursales por recibir una atención personalizada, lo que no siempre ocurre en su totalidad o la falta de confianza de los servicios.

De acuerdo a datos de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, las quejas hacia los bancos tradicionales ha ido en aumento por problemas como retraso en solución a trámites, mala experiencia de los usuarios o cargos no reconocidos. Entre enero y septiembre de 2017, los mexicanos emitieron 7 millones 24,000 quejas contra instituciones financieras, de las cuales 6 millones 606,000 fueron contra bancos.

En segundo lugar están los burós de crédito, con 222,000 y las aseguradoras, con 31,900 quejas.

Tan solo en el primer trimestre de 2018 se presentaron 85,698 reclamaciones por cobro de comisiones no reconocidas y 38% de los entrevistados en la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 dijeron no conocer el esquema de comisiones de sus bancos.

En medio de este escenario nace albo, empresa mexicana de tecnología con experiencia en el desarrollo de software para el sector Fintech, ofreciendo a todo el que viva en el territorio mexicano, una cuenta digital ligada a una tarjeta Mastercard internacional que permite recibir, transferir y gastar su dinero con mínimas comisiones; de forma rápida y eficiente.

Desde 2016, albo se ha convertido en un aliado financiero, mejorando continuamente su plataforma, ofreciendo a sus usuarios herramientas para administrar con efectividad sus finanzas y permitiéndoles mejorar la gestión de su dinero.

"El mercado mexicano es curioso, porque tiene un buen nivel de penetración tecnológica, hasta septiembre de 2018, 80% de la población tenía un smartphone, pero predomina el bajo nivel de bancarización, ya que sólo 40% posee una cuenta bancaria, y 10% usa la banca en línea. En albo buscamos entender y atender a los jóvenes sub bancarizados que no están contentos con su banco" – dijo Ángel Sahagún, fundador de albo.

albo vs. la banca tradicional

Una de las principales amenazas para el mundo de las finanzas son los ciber ataques, para los cuales los bancos tradicionales no están preparados.

Tan sólo en el primer semestre del año las reclamaciones por fraudes cibernéticos (que incluyen el comercio por internet, la banca móvil, los pagos por celular y las operaciones por internet) ascendieron a poco más de 2 millones, teniendo un crecimiento del 31% con respecto al mismo periodo del año pasado, con un monto reclamado de 4,412 millones de pesos. Esto es lo que albo busca combatir.

Los principales diferenciadores de albo ante la banca tradicional son: transparencia en cobro de comisiones, bloqueo de tarjeta con un clic, control total del dinero, transferencias electrónicas 24/7 y atención personalizada.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario