Combatir corrupción y mejorar seguridad pública, aumentará competitividad: KPMG

El nuevo gobierno genera desconfianza en 60% de directivos. Foto: Especial

El 2019 será un año de crecimiento, en al menos un dígito, para seis de cada 10 directivos mexicanos dadas las condiciones económicas mundiales.

Para lograrlo dentro del país, se requieren tres variables: combatir la corrupción, mejorar la seguridad pública y fortalecer el estado de derecho, reveló el informe Perspectivas de la alta dirección en México 2019.

“La percepción de la economía es buena. Los empresarios expresan que tendrán un crecimiento moderado lo que es bueno, del 50 al 60% de ellos esperan crecer al menos 9 por ciento. Sólo 10% espera no tener crecimiento”, expresó Celin Zorrilla, socio líder de industrias y mercado de KPMG en México.

Durante la presentación del estudio indicó que el combate a la corrupción es considerado por 80% de los encuestados como el principal factor de crecimiento de la competitividad, cuando en 2018 era 82 por ciento. Mejorar la seguridad pública se ubica en segundo lugar con 58% (60% en 2018) y fortalecer el estado de derecho con 53% (54% en 2018).

Los retos

Entre los retos que los directivos destacaron están las acciones del nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, ya que 60% considera que tendrá un impacto negativo en la competitividad, mientras que 20% lo ve como positivo para sus negocios y el otro 20% no considera que tendrá algún efecto.

En este sentido, Roberto Cabrera, socio líder nacional de asesoría de KPMG en México, indicó que los elementos que influyeron en esta percepción fue la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y las consultas ciudadanas, porque generaron incertidumbre y desconfianza.

Asimismo, 50% considera que los efectos negativos estarán en torno a la inestabilidad económica, 15% a la disminución del consumo, 13% al desequilibrio político y 6% a la falta de seguridad.

Sobre quienes ven favorable el panorama, 45% lo atribuye al aumento de consumo interno, 17% a las nuevas reformas, 12% a la estabilidad política y 12% a la estabilidad económica.

En relación a la ley de ingresos y régimen fiscal, 61% opina que la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio 2019, no impulsará la competitividad y crecimiento de su organización, además que 52% considera como regular el régimen fiscal, comparado con 14% que lo ve como bueno.

Otro aspecto que preocupa los ejecutivos son las reformas estructurales, ya que sólo 18% comparado con 25% en 2018, lo ve como clave para aumentar la competitividad. De ellos, 71% considera a la fiscal como la más importante seguida de la educativa con 50 por ciento.

Oportunidades

Los encuestados consideran que para un mejor crecimiento este año, más allá de las cuestiones políticas, se deben centrar en tres aspectos: requerimientos de los nuevos clientes (90%), desarrollo sostenible (88%) y en usar la tecnología como disruptor del modelo de negocio (86%).

Para ello, la estrategia para los siguientes tres años se basa en centrarse en el cliente, desarrollar nuevos productos o líneas de negocio, desarrollar y retener talento, mejorar los procesos y desempeño, reducir costos, así como enfocarse en la innovación y promoverla.

“Construir relaciones cercanas con clientes a través de programas de lealtad y servicio es vital para 89%. Para 78% lo es la incorporación de nuevas generaciones”, expusieron los socios de KPMG.

El estudio realizado entre el 1 de octubre de 2018 y el 18 de enero de 2019, contró con la participación de 933 ejecutivos de alto rango.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario