Secretaría de Economía publica decreto que hace oficial la desaparición de ProMéxico

Foto EE: El Economista

La Secretaría de Economía publicó este viernes el Decreto por el que se autoriza la desincorporación mediante extinción de ProMéxico.

Consecuentemente, el Comité Técnico de ProMéxico deberá celebrar una sesión con el objeto de emitir los lineamientos para llevar a cabo el proceso de desincorporación por extinción a que se refiere el artículo 9 del Reglamento de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales.

La Secretaría de Economía y la Secretaría de Relaciones Exteriores participarán conjunta y directamente en la elaboración de los lineamientos antes citados, previo a la presentación y aprobación del Comité Técnico de ProMéxico.

En particular, la Secretaría de Economía, como coordinadora de sector, a través de la unidad administrativa designada para dichos efectos, será la responsable del proceso de desincorporación; asimismo, resolverá cualquier situación inherente a dicho proceso, sin perjuicio de las atribuciones de la Comisión Intersecretarial de Gasto Público, Financiamiento y Desincorporación.

El proceso de desincorporación estará a cargo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, quien tendrá el carácter de Delegado Fiduciario Especial, para lo cual contará con las más amplias facultades para desempeñar su encargo, en cuanto a actos de administración, dominio, pleitos y cobranzas, y para suscribir u otorgar títulos de crédito, entre otras.

A su vez, la Secretaría de Economía, como dependencia encargada de formular, conducir y fomentar las políticas generales de comercio exterior y fomentar atracción de inversión extranjera, llevará a cabo las actividades correspondientes, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, que hasta hoy realizaban en coordinación con ProMéxico.

Finalmente, el convenio de extinción de ProMéxico, deberá ser elaborado por el Banco Nacional de Comercio Exterior, Sociedad Nacional de Crédito, en su carácter de fiduciario del fideicomiso, quien lo someterá a la aprobación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, previa opinión de la Secretaría de Economía en su carácter de coordinadora de sector y responsable del proceso de extinción, y de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en su carácter de autoridad competente en la coadyuvancia de la promoción comercial del país, a través de sus embajadas y consulados.

CRÉDITO: 
Roberto Morales / El Economista