Lleva tus productos a Panamá, un mercado al alza y sin arancel

Foto: Especial./ elempresario.mx

“Panamá mantiene tendencias parecidas en la compra de bienes y servicios a las de los consumidores de Estados Unidos, para quienes es muy importante la calidad”, dijo Carlos Edgar Perucho, representante de negocios de ProMéxico en Centroamérica.

“Y aunque no es el factor decisivo el nombre o la marca, sí puede llegar a ser muy importante para asegurar la compra”, agregó.

El Plan Estratégico del Gobierno de Panamá 2010-2014 quiere convertir al país en “un centro de clase mundial de servicios logísticos de valor agregado, turismo de lujo y agricultura de alto valor”, destacó.

Francisco Troya, embajador de Panamá en México, explicó que Panamá es un “crisol de razas, donde conviven chinos, indios, árabes, judíos, españoles, dominicanos, colombianos y venezolanos, gente que busca productos de calidad”.

Lo que más se demanda

Actualmente, los productos que más se exportan a este país son: maquinaria, equipos para la construcción, tecnología y algunos textiles, pues Panamá es una zona de exportación libre de aranceles.

“Somos un país denominado puente del mundo: corazón del universo, estamos abiertos a todos los productos del mundo. Contamos con un centro de comercio llamado Zona Libre de Colón, donde se venden artículos de todas las clases, libres de impuestos de importación y exportación”, dice el Embajador.

El Canal de Panamá también facilita el acceso a empresas y distribuidores locales y externos para el consumo interno en la región. Este país tiene aproximadamente 3.4 millones de potenciales compradores.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, hoy 1,543 empresas mexicanas exportan a ese “país donde abundan los peces y las mariposas”, como se le conoce. De éstas, 797 son pequeñas y medianas (Pymes).

Áreas de oportunidad

En el 2009, este país fue el socio comercial número 31 de México a escala mundial (61 como abastecedor y 16 como comprador).

El intercambio comercial entre México y Panamá creció 197% entre el 2001 y el 2009, al pasar de 292 millones de dólares en el 2001 a 868 millones de dólares, que representa una tasa media anual de crecimiento de 15%, detalla ProMéxico.

El organismo federal indica que entre los productos que Panamá demanda del país están los aparatos receptores de pantalla plana, fueloil (combustóleo), refrigeradores de compresión, automóviles, pañales, tequila, productos laminados de hierro y acero, varillas y vitaminas, entre otros.

Las importaciones de ese país provienen principalmente de Estados Unidos (29.1%), Unión Europea (6.5%), Costa Rica (5.2%) y México (4.5 por ciento).

Edgar asegura que debido al crecimiento del país y la acelerada urbanización el sector de la construcción es un mercado en el que las Pymes deberían insertarse con materiales y acabados.

Este año ProMéxico ha apoyado a más de 60 empresas en su proceso de apertura de mercado panameño con más de 15,000 millones de dólares en sus exportaciones.

Prepárate

Hacer un plan de exportación, investigar el mercado a atacar y conocer a la competencia son elementos que las Pymes que deseen entrar a Panamá deberán poner en marcha.

“Las empresas deben investigar la competencia, tanto competidores locales como de empresas extranjeras que se encuentren establecidas en el mercado”, aseguró el funcionario de ProMéxico.

El experto asegura que logísticamente las organizaciones mexicanas tienen muchas facilidades para exportar a Panamá; sin embargo, “aunque es un mercado pequeño, es un gran centro de distribución de productos de las mejores marcas a nivel mundial”, dijo.

Sergio Garcilaso, jefe de Investigación de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, comentó que uno de los principales retos al que se enfrentan las Pymes mexicanas es a que no se caracterizan por tener una cultura empresarial sólida, situación que limita su participación en el ámbito del comercio internacional.

“Panamá tiene la característica de libre comercio, lo que significa que es un mercado internacional en el que compiten muchas naciones; en el que circulan productos chinos, japoneses y taiwaneses, donde las empresas mexicanas tendrían que competir con calidad y una entrega completa en tiempo y forma”, comentó.

El experto de la UP indicó que es importante considerar si el producto que se quiere llevar es competitivo a nivel nacional en primer lugar; estudiar al mercado panameño, y hacer un viaje de exploración antes de llevar el producto.

Garcilaso recomienda que todo empresario que quiera participar en el mercado internacional debe tener una situación financiera sana en su organización, verificar costos de logística y producción, y precios al público final, pues “el comercio exterior es una inversión a mediano y largo plazo, no hay que esperar resultados rápidamente”.

Oportunidades en Panamá

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez