Males estomacales, entre principales causas de ausentismo laboral

Foto: Shutterstock

Cuando una persona enferma, su vida cotidiana se ve afectada en el ámbito personal, social y sobre todo laboral, por lo que incluso se deja de trabajar algunos días o disminuye la productividad.

El resfriado y los problemas estomacales se encuentran entre los padecimientos más frecuentes en la población mexicana y que incluso representan las primeras causas de ausentismo laboral; sin embargo, no existe una cultura de prevención que ayude a reducir estas complicaciones, sobre todo las gastrointestinales.

De acuerdo con la doctora Gabriela­ Nahim Barrón Reyes, especialista en Cirugía Abdominal y Laparoscópica, los padecimientos del estómago que generalmente surgen por el estrés y la mala alimentación, lo cual se incrementa por la falta de tiempo de los empleados de llevar comida al trabajo y la necesidad de comer en la calle.

Estos problemas estomacales también son ocasionados por una mala higiene, que puede propiciarse al consumir alimentos sin lavarse las manos, pues resulta fácil ingerir golosinas mientras se está en el lugar de trabajo.

Este padecimiento es un importante tema de salud pública, debido a que afectan la calidad de vida y provoca grandes pérdidas económicas en las empresas.

Uno de los mayores problemas al tratar estos padecimientos es que los mexicanos sólo acuden con el médico en dos situaciones: por un dolor insoportable que les ha impedido realizar sus actividades cotidianas, o porque tienen antecedentes de cáncer en la familia y quieren descartar esta posibilidad.

La Organización Mundial de la Salud dice que las personas económicamente activas pasan en promedio una tercera parte de su tiempo en el lugar de trabajo, por ello las condiciones de empleo y de trabajo tienen efectos considerables sobre la salud.

Consecuencias graves

Cuando no se atienden estos malestares, añade la doctora Barrón Reyes, se pueden presentar complicaciones como la enfermedad diverticular (pequeñas hernias en forma de saco en la pared del intestino grueso que se caracteriza por estreñimiento, diarrea, dolor abdominal intenso o distensión) y en casos graves cáncer de colon y recto, que con base en datos de la OMS es el tercer tipo de neoplasia más frecuente en México, por debajo del cáncer de próstata y pulmonar en hombres, y del de mama y cervicouterino en mujeres.

El cáncer de estómago es otra complicación que ocupa el segundo lugar de frecuencia de tumores del tracto gastrointestinal, mientras que en la primera posición se encuentra el colorrectal.

De acuerdo con la OMS, para el 2030 aumentará 60% su incidencia si se continúa con el estilo de vida actual.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.