Un gobierno corporativo facilita acceso a créditos

Foto: Shutterstock

Tener un gobierno corporativo significa contar con reglas claras de administración de la empresa, ello mejora las finanzas de la compañía e incrementa la accesibilidad a financiamiento, esto porque la estabilidad de la empresa genera confianza.

Toda empresa debe contar con un gobierno corporativo definido, pero sobre todo deben hacerlo las pequeñas y medianas empresas (pymes), que en su mayoría son familiares, porque al generar confianza a los accionistas, la banca y el consumidor, es posible obtener un financiamiento más accesible y económico.

Recordemos que el acceso a capital es uno de los principales problemas de las pymes y que un gran porcentaje se financia con recursos propios o de familiares. Además, al reporte de crédito anual de Konfío, ocho de cada 10 empresarios recurren a créditos personales para invertir en su negocio.

“Las pequeñas y medianas empresas, desde mi punto de vista, tienen una característica, la mayoría son de familiares y esto genera un tema de confundir roles y dependencia de la persona que fundó la compañía”, dice Humberto Goycoolea, director jurídico de Grupo Financiero Ve Por Más (BX+).

Además, sólo 73% de las empresas familiares cuenta con un plan de sucesión, lo que evita que la compañía trascienda, a pesar de esto existe un gran número de negocios que tiene claro que el gobierno corporativo no sólo es un elemento clave para su institucionalización, sino que la misma institución es una herramienta indispensable para propiciar la supervivencia y trascendencia.

Humberto Goycoolea dice que las empresas requieren superar al “hombre orquesta”, es decir al fundador de la compañía y dejar de hacer todas las cosas a su nombre, “porque depender de alguien hace que la empresa no evolucione y no genere la suficiente confianza ante los inversionistas”, entonces, las compañías financieras se preguntan ¿si no está el papá, qué va a pasar?

El gobierno corporativo da confianza porque se sabe que hay un consejo de administración que está pendiente de lo que está sucediendo, existe un mecanismo de rendición de cuentas para efectos de lo que se tiene que divulgar y eso recae en un financiamiento más barato.

A pesar de lo anterior, de acuerdo con el estudio de mejores prácticas en gobierno corporativo realizado por la consultoría Deloitte, 56% de las empresas consultadas maneja un comité de planeación y finanzas para buscar un ambiente de mayor estabilidad frente a un entorno de incertidumbre y volatilidad.

Para lograr un buen gobierno corporativo es fundamental conocer qué se quiere y qué se ofrece y, de acuerdo con eso, se trazan diferentes órganos de gobierno, pero siempre teniendo en claro los objetivos y contando con sistemas de medición, para así poder mejorar. También se requiere ser inclusivo a fin de contar con diversas opiniones.

En qué se fija una institución financiera

Humberto Goycoolea detalla que una institución financiera, al menos en el caso de BX+, se fija en tres ejes para otorgar un crédito, el primero es la rendición de cuentas, que la compañía tenga ciertas estructuras que permitan que los administradores y operativos rindan efectivamente los resultados, porque a medida que se hace se conoce el avance de la empresa.

El segundo es transparencia y toma de decisiones oportunas, ya que “a medida de que haya­ transparencia y rendición de cuentas, nosotros como institución financiera nos podemos sentir tranquilos”.

El tercero es responsabilidad institucional, para conocer el estatus de la empresa, tanto en cuestiones financieras como internas, esto se conoce a partir de monitorear el cumplimiento de las normas; si se tienen multas en buró de créditos y si existe una equidad en la división de acciones.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario