Empresas tendrán cautela en la creación de nuevos empleos

Mauricio Reynoso, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh). Foto EE: Hugo Salazar

En lo que resta del 2019 y en el 2020 las empresas tendrán cautela en la creación de nuevos empleos ya que están a la expectativa de la lenta situación económica que vive el país, advierte Mauricio Reynoso, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

El especialista detalla que los empleadores determinarán el incremento de plantilla de colaboradores para el próximo año con base en el comportamiento de la economía en los próximos meses, por eso hay cautela e incluso en algunos casos se ha optado por detener inversiones para no tener que despedir trabajadores.

“Hay que ir viendo cómo se van dando las condiciones económicas nacionales e internacionales para ir tomando decisiones. Definitivamente, el círculo que se está dando hoy de baja de consumo impacta a las organizaciones que no pueden sostener el nivel de gasto que tienen y deben detener inversiones para tratar de evitar despedir personal”, asegura Reynoso en entrevista con El Economista.

De acuerdo con el IMSS, el mes pasado fue el peor julio en una década para el empleo permanente, pues se destruyeron 4,037 plazas. Además, pese a los 306,014 nuevos empleos que se han generado este año, todavía un déficit de 72,547 plazas sin recuperarse de los 378,561 que se perdieron en diciembre del 2018.

¿Hay buen talento en México?

Mauricio Reynoso opina que en nuestro país hay talento, pero poco valorado. “Nosotros mismos, me parece, no valoramos lo que somos y lo que tenemos; ésa es una llamada de atención muy fuerte”, agrega. En ese sentido, hay dos desafíos: reconocerlo y ubicarlo en el lugar correcto.

La poca valoración del talento mexicano en el propio territorio nacional afirma Reynoso, ha sido causada por una mala práctica: gerenciar por amistad. Es decir, contratar o ascender a una persona por la relación personal con los dueños de las empresas o los jefes.

“En México manejamos mucho la amistad para los nombramientos, eso tiene que terminar. Lo seguimos viendo en empresas familiares, en startups, pero también en grandes corporaciones. Cuando hay una relación de amistad, preferimos nombrar un buen amigo o amiga, en lugar de tener el talento que requieres”, detalla.

De administración a gestión

El director de Amedirh afirma que, ante el nuevo marco legal internacional y nacional las áreas de Recursos Humanos deben transitar a un modelo de gestión de talento.

El cambio de rol, comenta, implica retornar a los “aspectos básicos” de la relación laboral, como compensaciones adecuadas, ambiente y colaboración sanos, buena comunicación y transparencia. Este nuevo escenario se debe en gran parte, afirma, a la reforma a la Ley Federal del Trabajo del 1 de mayo.

“Todo esto se traduce en una relación laboral estable y fundamental para el funcionamiento de cualquier organización. Entre las variables importantes de este año que han afectado la función de Recursos Humanos y, por tanto, la vida de las organizaciones, está la reforma laboral”, expone.

Los cambios legales del sector laboral, expone, obligarán a las áreas de Recursos Humanos a vigilar que las empresas tengan un entorno organizacional sano y un buen cuidado del capital humano. Además, la libertad de afiliación sindical que tendrán los trabajadores será un área de oportunidad para mejorar las relaciones laborales.

Líderes más conectados

Los líderes de las empresas, desde su punto de vista, tienen un gran reto: la conexión. Este vínculo entre los líderes y los colaboradores es vital para el crecimiento de una organización, asegura Reynoso.

“Cuando tú tienes un líder que genera confianza, que sabe comunicar, que busca integrar, que respeta el equilibrio de vida, eso es fundamental”, afirma.

Con eso en mente, la Amedirh alista la edición 54 del Congreso Internacional de Recursos Humanos, que se llevará a cabo el 11 y 12 de septiembre en la Ciudad de México, para abordar temas como la función del liderazgo conectada con los equipos de trabajo, la tecnología, la sociedad y el entorno económico.

Además, se hablará sobre liderazgo inclusivo, la implementación de la reforma laboral y la satisfacción del capital humano en el trabajo.

“Estamos abordando todos los contenidos alrededor de la conexión. No vamos a hablar de modelos teóricos, vamos a hablar de experiencias”, concluye Reynoso.

CRÉDITO: 
Gerardo Hernández / Factor Capital Humano