Emprendedora michoacana empodera a mujeres violentadas

Foto: Especial

Convencida de que el emprendimiento social las sacará adelante en sus actividades profesionales, una emprendedora en el estado de Michoacán ha logrado capacitar a mujeres de comunidades rurales, logrando el empoderamiento en sus negocios.

Pese a los obstáculos que enfrenta toda empresa social, principalmente la falta de recursos económicos para operar, la empresaria michoacana Lucy Ponce Ávila, ha abierto durante más de cuatro años diferentes espacios para promover los emprendimientos de las mujeres y activar la economía interna.

“No hemos recibido apoyos, ni recursos económicos, pero eso no nos ha detenido, es nuestra convicción de servir y agregar valor a las mujeres a las que hemos impactado, todas nuestras actividades han sido autofinanciadas, ya que hemos contado con más de 100 empresarios y asociaciones que han aportado capital y recursos en especie, a través de patrocinios para lograr los eventos de capacitación que hemos realizado”, explicó en entrevista la emprendedora.

Para Lucy Ponce “una de las problemáticas más fuertes es que normalizamos la violencia y no nos creemos lo suficientemente capaces de salir adelante, habitualmente hay una gran correlación entre la falta de ingresos económicos de las mujeres con el tolerar la violencia en sus hogares”.

Por ello, la experta en relaciones internacionales destacó que a dichas mujeres se han apoyado a través del Congreso Internacional Mujer y Poder, especialmente a asociaciones civiles que trabajan en la reinserción social y laboral de mujeres que han sido violentadas.

Somos una organización internacional que tiene trabajo colaborativo con enfoque en empoderamiento económico, al mismo tiempo trabajamos la prevención en materia de seguridad y violencia de género a través del emprendimiento. Nuestra metodología ha sido expuesta ya en varios países, destacó la empresaria mexicana.

Con una Maestría en Dirección Logística, Ponce Ávila fundó en el 2016 la plataforma “Mujer y Poder” para impulsar el crecimiento integral de las mujeres emprendedoras y agentes de cambio, a través de las experiencias de mujeres y hombres líderes a nivel mundial que inspiren, orientes a la reflexión y a la acción, para mejorar su calidad de vida.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no habrá posibilidad de que la pobreza pase a la historia si no se mejora significativa y rápidamente la vida de las mujeres y las niñas en todos los países.

En virtud de lo anterior es de vital importancia reconocer dos objetivos distintos y que se entrelazan a la vez, trabajar a favor de la equidad de género y el empoderamiento integral de la mujer.

La empresaria michoacana considera que “el empoderamiento económico de las mujeres debe ser considerado como un aspecto fundamental en el combate a la pobreza, que deberá reducir desigualdades, mejorar la economía familiar, los aspectos de seguridad y salud”.

CRÉDITO: 
Mario Hernández