Dirige con la cabeza, liderar con el corazón: Rubén Duque

Rubén Duque, entrenador de la selección mexicana de rugby. Foto: Especial

Igual que un director técnico de rugby, los directivos empresariales requieren saber liderar, motivar a los empleados y llevar a la compañía al éxito. Decirlo suena fácil, pero en la práctica no siempre es así, pues si la comunicación no fluye y los egos sobresalen, el objetivo no se alcanzará.

Para Rubén Duque, entrenador de la selección mexicana de rugby “dirigir con la cabeza y liderar con el corazón” ha sido clave para llevar al equipo al éxito, pues consiguió que la selección pasara de la posición 76 del ranking mundial a estar dentro del Top50 mundial , en sólo tres años.

Durante el webinar “La felicidad conduce al éxito”, realizada por El Economista, Rubén Duque señaló que trabajando, siendo comprometido y resiliente es posible tener un buen liderazgo.

Sé humilde

Destacó que la humildad en un líder es clave, para desarrollarla hay que “reconocer lo que yo sé hacer, mis competencias y las tuyas, y dejar de competir por quién es mejor y trabajar en conjunto”.

En este punto, el líder debe ayudar al otro a brillar, “a pesar de que tu no estés brillando”, es dejar a un lado el ego y trabajar en conjunto para conseguir un fin. “Porque al final no se trata de ti, se trata del colectivo”.

Precisó que gracias a que cada colaborador conoce sus fortalezas y debilidad se puede trabajar en conjunto. Por ejemplo: en el rugby, quienes tienen mayor fuerza se encargan en conseguir el balón, mientras que los más agiles hacen la anotación, logrando el éxito.

El también coach ejecutivo y experto en motivación y liderazgo precisó que nunca se debe perder la humildad. “Nunca seas tan grande como para no hacer las cosas pequeñas que hay que hacer, sé un líder 2.0”.

En este sentido, platicó una anécdota del equipo de rugby All Black, de Nueva Zelanda, que después del partido dos de los integrantes se quedaron a limpiar los vestidores, quienes demostraron que “hay que liderar con el ejemplo… liderar implica ser un humilde”.

Sé invencible

Rubén Duque también dijo que actualmente las empresas no solo demandan responsabilidad, sino compromiso, porque “cualquiera púede ser responsable, pero pocos son comprometidos”.

Es decir, una persona que es comprometida sabe lo que tiene que hacer y da el máximo, en cambio, una persona responsable solo cumple un horario.

“Ya no sirve ser responsable, eso es ser mediocre, no te llevará a ningún lugar”.

A ser comprometido se le suma el ser invencible; no dejarse ganar. A esto Rubén Duque le llama ser un giver 2.0, es decir “no dar lo que sobra, sino lo que necesito más que tú, y es que las buenas relaciones incrementan la felicidad, mejoran la salud, crecen el compromiso hasta siete veces y aumenta la productividad 2.5 veces”.

Deja huella

No se sabe qué pasara con el Covid-19, pero para Rubén Duque, la solución no viene del gobierno, sino de las personas que usan su talento y la ponen a la disposición del mundo, de quienes deciden adoptar su instinto guerrero y dan su máximo nivel.

En este punto, los valores son fundamentales para tomar decisiones. “Si tiene dudas de qué decisión tomar, revisa tus valores”, y ponlos en practica. “Deja a tu organización mejor, a tu paso por ella”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario