Becas laborales para jóvenes no es asistencialismo: Horacio Duarte

Horacio Duarte durante coloquio Los Jóvenes como Capital Humano. Foto EE: Hugo Salazar

Jóvenes Construyendo el Futuro, el programa que buscará ayudar a estudiar o capacitarse en el trabajo durante el próximo gobierno, se trata de una estrategia de desarrollo económico y desarrollo, no de asistencialismo, señaló Horacio Duarte, diputado federal de Morena.

Al inaugurar la mañana de este lunes el coloquio Los Jóvenes como Capital Humano, organizado por Factor Capital Humano en un hotel de Ciudad De México, Duarte invitó a la iniciativa privada a sumarse al plan gubernamental y llevar a sus empresas al talento sin experiencia que busca capacitación. “El potencial de ese sector no puede tirarse por la borda”.

Ante un auditorio de más de 200 empresarios y responsables de recursos humanos de empresas de todo el país, detalló las vertientes del programa: becas mensuales de 2,400 pesos a 300,000 jóvenes que quieren estudiar una carrera universitaria, y apoyos económicos de 3,600 pesos al mes a 2 millones 300,000 jóvenes entre 18 y 29 años que necesiten capacitación laboral.

Esta segunda división será administrada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), donde Duarte tendrá a su cargo la Subsecretaría del Empleo. “Sin duda será uno de los programas más grandes en términos económicos y de inversión”, afirmó el legislador.

Si la Cámara de Diputados –que comenzó su LXIV legislatura con una amplia mayoría de Morena— lo aprueba, la inversión anual será de 108,000 millones de pesos. Ese presupuesto lo recibirán directamente los beneficiarios, sin intermediarios, aseguró. Para ello, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social planea una dispersión del dinero en el sistema bancario.

Empresas tendrán voz en la selección de candidatos

De los 2 millones 300,000 jóvenes que busquen capacitación laboral, 70% será dirigido a las empresas. “Por ello es muy importante el trabajo coordinado con los diversos sectores económicos para colocarlos” en sus compañías, subrayó Duarte.

Una de las principales preocupaciones del sector privado es no tener voz en el proceso de selección de los candidatos. Entrevistado después de su ponencia, Horacio Durarte insiste en que no se forzará a los empresarios a recibir determinados perfiles y que para el gobierno es muy importante que el programa sea un ganar para todos, tanto para los jóvenes como para las empresas.

“Estamos trabajando en las reglas de operación, donde estamos buscando que haya un empate entre lo que aspira y la necesidad del joven y la de capital humano, así como la capacidad de capacitación de la empresa. No se trata que los centros laborales reciban de manera forzada a los jóvenes. Sería un desastre absoluto, tirar el dinero a la basura. Trabajaremos la Secretaría y los empresarios de manera conjunta para que sean ellos que nos den las características de lo que necesitan”.

Un programa flexible

Otra preocupación de los empresarios con respecto al programa es la cuestión del seguro médico. El futuro responsable del programa afirma que el gobierno federal asumirá el componente básico de salud para todos los jóvenes becados.

El programa estrella del nuevo gobierno será flexible. Originalmente, se pensó en becas de un año, pero después de dialogar con el sector privado, decidió que según las necesidades de cada sector, puede haber módulos de capacitación que podrán durar de tres meses hasta más de un año.

Horacio Duarte también aclaró que al tratarse de personal becado por el gobierno federal, no habrá relación laboral entre los jóvenes y las empresas en las que estén capacitándose, pero confía en que al terminar ese periodo de entrenamiento sean contratados.

“Estoy seguro que podremos armar una alianza duradera, con GINGroup hay calidad, conocimiento y ganas de aportar a la transformación del país”.

Asimismo, 20% de los beneficiarios se dedicarán a actividades productivos del sector público. El restante 10% trabajará en el sector social, como organizaciones o cooperativas en áreas rurales o urbanas.

Reclutamiento

El diputado Horacio Duarte explicó que el reclutamiento de estos jóvenes se está realizando por dos vías. La primera es un censo territorial, que un equipo de voluntarios ya empezó a levantar en las zonas rurales y que seguirá en las 200 ciudades más importantes del país. Este sondeo permitirá conocer la cifra aproximada de los interesados en participar.

El segundo mecanismo es un preregistro en la página de internet del programa. “Ahí pueden entrar para acceder a cualquier de los mecanismos de beca, ya sea para estudiar la universidad o para entrar a la capacitación laboral”.

Programas relacionados

Adicional a este programa de becas, la administración de Andrés Manuel López Obrador creará otros dos, los cuales no serán administrados por la STPS, pero que serán parte de la política económica y laboral de ese gobierno dirigida a los jóvenes.

Horacio Duarte los describió como los primos hermanos de Jóvenes Construyendo el Futuro. Uno de esos dos parientes es un sistema de becas para todos los jóvenes que estudien el bachillerato, pues es uno de los niveles donde comienza una alta deserción escolar.

El otro es la apertura de 100 nuevas universidades regionales con un modelo educativo vinculado a la necesidad del mercado laboral de la zona del país en la que se establezcan. Esas casas de estudio, que tendrán acaso tres carreras, generarán que los egresados tengan una fuente de trabajo en una empresa cercana.

CRÉDITO: 
Blanca Juárez / El Economista