Aguinaldo, único incentivo de fin de año para 44% de empleados

Algunas empresas otorgan vales de despensa o tarjetas de regalo. Foto: Especial

Cuando el fin de año llega, muchas empresas preparan los incentivos para sus empleados, que van desde el aguinaldo (otorgado por ley), hasta tarjetas de regalo, vales de despensa u otros obsequios; sin embargo, una gran parte de los empleados no tienen algo extra.

De acuerdo a encuestas realizadas por Sodexo Beneficios en México a alrededor de 40,000 personas en el país, señalan que 50% de quienes laboran, perciben el aguinaldo como un reconocimiento por el trabajo realizado a lo largo del año, pero de ellos, 44% no recibe algo más que esta prestación.

Roxana Aguirre, directora de recursos humanos de Sodexo, explicó que la única gratificación señalada por ley, que se otorga en fin de año, es el aguinaldo, cualquier otro tipo beneficio depende por completo del paquete de prestaciones ofrecido por las empresas, por lo que varían de una en otra.

De acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social , el aguinaldo es una prestación anual que se rige bajo el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo; consiste en el pago adicional de por lo menos 15 días de salario y debe cubrirse antes del 20 de diciembre de cada año, aunque desde la llegada de “El Buen Fin” se promueve que una parte se entregue en la primera quincena de noviembre.

En el caso de los vales de despensa, algunos empleadores otorgan en el fin de año una bonificación que se conoce como “el mes 13”, la cual puede generarse si se aprovecha el monto máximo anual permitido por la ley, para esta previsión social.

Por ejemplo, una empresa que mes a mes entrega 350 pesos a sus colaboradores en vales de despensa, podría brindar a fin de año, un extra bajo este mismo concepto, de hasta 6,000 pesos y deducir 53% en el Impuesto Sobre la Renta si lo entrega por medio de monederos electrónicos, autorizados por el SAT, como Tienda Pass.

“El mes 13 es una práctica común. Ayuda a las empresas a generar mayor compromiso entre sus colaboradores, al mejorar su poder adquisitivo; así como a aprovechar las ventajas fiscales que brindan las autoridades, tanto para las personas como para las organizaciones, sin que signifique una carga excesiva”, señaló.

Sin embargo, a pesar de las ventajas que puede representar el mes 13, como incentivar el ahorro o mejorar la calidad de vida de las familias de los trabajadores, se trata de una opción que depende por completo del programa de beneficios e incentivos que ofrece el centro de trabajo.

Es el mismo caso para los obsequios como pavos, piernas, o arcones o despensas, que se entregan de manera física. Este tipo de beneficios ayudan a generar cercanía entre la administración y la plantilla, pero se trata de una acción a la que la compañía no está forzada.

“A esto hay que agregar que son opciones que, por su compra, distribución y entrega en los centros de trabajo, generan altos costos de operación; además de que en comparación con las tarjetas de regalo, por ejemplo, no representan grandes beneficios para la empresa en términos de engagement, lo que desincentiva su adopción”, comenta Roxana Aguirre.

La encuestas realizadas por Sodexo, señalan que 81% de las personas se sentirían muy satisfechas con monederos electrónicos para comprar lo que quisieran, como incentivo adicional al aguinaldo; y más del 55% indica que recibir un beneficio extra fortalecería su sentido de pertenencia a la empresa, los motivaría a cumplir con sus objetivos y mejoraría su productividad.

En México, por tradición los últimos meses del año concentran la entrega de muchos de estos beneficios; sin embargo, una mayor planeación puede ayudar a las empresas a crear programas de incentivos que funcionen a lo largo del año para mantener a los equipos motivados y productivos, y no solo hacia la época decembrina.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario