Protege tu negocio en esta temporada de lluvias

Planear, invertir y arrancar tu negocio no ha sido sencillo pues te has enfrentado a retos que no imaginabas. Hoy que lo has logrado y te sientes completamente satisfecho por haber formado un patrimonio productivo que le dará estabilidad económica a tu familia, es importante que consideres que tu empresa siempre estará expuesta a distintos riesgos.

Aproximadamente, 83% de las Pymes desaparecen antes de los dos años; los motivos que provocan su desaparición son variados, por ello es fundamental que consideres la inversión de una póliza que mantenga tu negocio protegido ante robo, daños a terceros y - durante esta temporada -, fenómenos hidrometeorológicos.

Herramienta financiera

En México, 1 de cada 4 negocios carecen de un seguro, la inversión y estabildad de tu negocio puede correr riesgos si no cuentas con una herramienta financiera que te proteja ante cualquier eventualidad.

Actualmente, las pólizas pueden ser contratadas de acuerdo con las necesidades de cada establecimiento, y pueden amparar robo, incendios, daños a terceros, pérdidas o daños materiales ocasionadas por inundaciones por lluvias, incluso, puedes considerar terremoto y erupción volcánica.

Recomendaciones:

Una de las mejores desiciones que debes considerar como buen emprendedor, es la inversión en seguros, para ello:

  • Es importante que te acerques a un agente de seguros, un profesional que analizará tu negocio y necesidades de protección; además, te ofrecerá la opción más adecuada para cuidar tu empresa.
  • Dentro de las necesidades de tu negocio, siempre debes considerar la protección de tus empleados.
  • Verifica a detalle tu póliza, debes siempre tener presente los riesgos que estás contratando, así como las exclusiones.

En época de lluvias

Durante el primer trimestre de 2019, AXA ha reportado 500 siniestros por daños, de los cuales, 58% corresponden a negocios cuyas afectaciones fueron derivadas de fenómenos hidrometeorológicos, por ello te sugiero considerar:

  • Revisa que las instalaciones elécticas de tu negocio tengan una protección adecuada.
  • De ser posible, mantén libres las coladeras cercanas a tu negocio, para evitar obstrucciones en el drenaje.
  • Si detectas alguna filtración, llama inmediatamente a tu seguro, algunas pólizas pueden cubrir estos desperfectos que, con lluvias fuertes, pueden convertirse en daños mayores.
  • Atiende los planes de emergencia de tu localidad.
  • Resguarda documentos importantes, esto incluye tu póliza y el número de emergencia de tu aseguradora.

Las eventualidades de origen natural no pueden evitarse, pero mantener tu negocio protegido está en tus manos. Recuerda que nadie valorará el esfuerzo que pusiste para lograrlo, así que cuídalo y asegúralo.

*Beltrando Pini Rodríguez es Vicepresidente de Distribución y Mercadotecnia de AXA Seguros.

Imagen: