Home office

Por: Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

La pandemia nos ha obligado a migrar a un trabajo más flexible, pero ser flexible no solo significa hacer home office, el concepto va más allá, es toda una estrategia laboral que debe empezar con líderes flexibles, pero ¿cómo convertirse en uno?

Por: Elizabeth López Argueta / El Empresario

Cerca de 65% tiene más responsabilidades de cuidado y deberes de la casa que antes de la pandemia

Por: Redacción / El Empresario

La mayoría de los empleadores no están seguros de cómo el trabajo remoto y el trabajo híbrido (ir a la oficina unos días a la semana) resultarán a largo plazo, según el Informe sobre el Futuro de los Empleos.

Por: Elizabeth López Argueta / El Empresario

La generación Millennial es la menos positiva de esta idea, sobre todo aquellos que son padres. Su preocupación radica en que pueden perder la flexibilidad que han ganado y quieren asegurarse que los empleados enfermos se quede en casa.

Por: Redacción / El Empresario

Si bien este síndrome existía antes del Covid-19, ha sido en estos meses que se ha incrementado por el estrés en general, la sobrecarga de trabajo, el aislamiento, largas jornadas de trabajo y autoexigencia por querer controlar las actividades de trabajo y personales.

Por: Expansión / Ripe

El 51% de las empresas que proporcionan servicios de cuidados a su plantilla ha incrementado su productividad

Por: Expansión / Ripe

Hoy entró en vigor en España el decreto que fija la necesidad de firmar un acuerdo con el empleado que vaya a trabajar a distancia más del 30% de la jornada semanal durante un periodo de tres meses y obliga al empresario a pagar los gastos en los que pueda incurrir el empleado.

Por: Expansión / Ripe

Plantear la conciliación como un privilegio de aquellos que tienen hijos y no para aquellos que no tienen hijos podría ser perjudicial, lo cierto es una mala gestión puede provocar un conflicto interno y llevar al traste el clima laboral necesario para que todo funcione.

Por: Gerardo Hernández / Factor Capital Humano

La crisis de la covid-19, el confinamiento obligado y el home office impuesto agravaron esta situación y han desencadenado un escenario de “tecnoestrés”.

Por: Patricia Ortega / El Economista

Una de las tendencias que se observan o serán más evidentes, es que las empresas van a encontrar el valor del trabajo remoto

Distribuir contenido