Decálogo para que tu lunes no sea de enojo

¡Los lunes no son el enemigo! Foto: Especial

A todos, en algún momento o cada semana, el lunes nos ha provocado enojo, tristeza e incluso depresión por dejar los días de descanso para comenzar una nueva jornada, sentimientos que incluso pueden comenzar en la tarde del domingo y que pueden oscurecer el fin de semana.

Este sentimiento es algo normal que no representa mayor preocupación, aunque si se vuelve recurrente e incluso llega a afectar la vida personal, puede tratarse de otro problema emocional o la señal de que no se tiene gusto por lo que se hace, por lo que es momento de buscar nuevas oportunidades.

Los lunes no deben representar una carga negativa, al contrario hay que mirarlo como una oportunidad de obtener mejores resultados, lograr más metas y vivir nuevas aventuras.

Por ello, te decimos el decálogo que eliminará el enojo y malestar del lunes. ¡Toma nota!

Haz una lista

Escribe tres columnas, una con todas las cosas que deseas hacer esa semana (ejercicios nuevos, compras, inscribirte a un curso, entre otros), las cosas que debes hacer en el trabajo y otra con los deberes de la casa. Así tendrás mejor planificación.

Agenda tus ocios

También planifica los días para hacer cosas que te gusten, por ejemplo, el jueves al cine, el miércoles cenar con amigos o martes jugar billar, entre otras.

Desayuna bien

Para tener un buen rendimiento a lo largo del día, debes tener un buen desayuno. Si bien esto es de todos los días, el lunes puedes hacerte un menú especial consintiéndose con lo que más te gusta como un café, tu fruta favorita y un emparedado con ese jamón que tanto te encanta.

Los lunes son los días en que menos se desayuna bien por las prisas y por comer cosas que quedaron del fin de semana, que usualmente no son saludables. Date tu tiempo y prepara tus alimentos desde el domingo, verás lo bien que te sientes a lo largo del lunes con este inicio.

Pon alarmas para descansar

Programa alarmas para que cada cierto tiempo, te tomes un descanso del trabajo desconectándote de la computadora y celular.

Puedes tomar 10 minutos cada dos horas o cinco cada hora. Trata de caminar alrededor, salir por aire fresco, hacer ejercicios de respiración o ir por algún líquido. ¡No te quedes pegado al celular!

Revisa tu mail hasta medio día

A pesar de que tengas pendientes y quieras comenzar viendo los correos recibidos, posponlo hasta el medio día, ya que tu mañana será más productiva si haces otras cosas y no te quedas viendo todo lo que te llegó.

Elimina pensamientos negativos

Puede que no te guste la llegada del lunes, pero trata de eliminar todas esas ideas negativas.

Piensa en lo agradecido que estás por iniciar un nuevo día, lo que has conseguido y lo que obtendrás en los siguientes días.

Divide el trabajo

Trabaja en las tareas más importantes cuando tengas tu mayor productividad y deja las tareas sencillas para antes y después de las pausas.

No te cargues de trabajo

No comiences tu semana con 1,000 pendientes que quieres acabar porque solo te cansarás y terminarás de mal humor.

Cuando enlistes todos los pendientes, selecciona un día de la semana para dedicarte a cada uno de ellos.

Elige outfits coquetos

Tal vez puede parecer superficial, pero si comienzas tu semana vistiendo con las prendas que más te gusten, aumenten tu confianza y te hagan sentir super bien, verás que a tu panorama será diferente.

¡Arréglate para ti siempre!

Pon tu música favorita

Nada como ir al trabajo escuchando esa canción que tanto te enloquece para comenzar de super buen humor el día.

Si te es posible, también pon música en tu trabajo. Verás que tu productividad será mejor y no sentirás pesada la carga.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario