Aprende a hablar en público y no pierdas oportunidades

No saber hacerlo puede provocar el fracaso en tu trabajo o vida. Foto: Especial

No saber expresarte correctamente ante los demás, puede conducirte al fracaso al acudir a una entrevista de trabajo o vender algún producto o servicio, pese a que tengas los conocimientos necesarios, así como una buena propuesta.

Jousin Palafox, abogado de profesión y coach en comunicación, explica que hablar en público es de los elementos más importantes para lograr lo que nos propongamos, que si no se sabe hacer, puede arrebatar oportunidades laborales y personales.

“Las escuelas no nos enseñaron algo importante que es hablar en público, consideraron que si ya sabíamos hablar, ¿para qué enseñarnos? Pero es una herramienta muy poderosa con la que vendes lo más importante que debes vender: tu propia persona, algo que muchos jamás lo aprenden a lo largo de su vida”, dice durante su participación en TEDx Talks.

En su ponencia, detalla que en todo momento hablamos en público, desde un salón de clases como alumnos o maestros, al intentar vender algo, al pedir un aumento, al convivir con los compañeros de trabajo y hasta cuando adquirimos un café, por lo que es primordial aprender a hacerlo correctamente.

“El problema es que no se considera conocimiento importante. La gente prefiere aprender otros idiomas en lugar de hablar el propio de manera profesional”, resalta.

Ante esta situación, Palafox enlista cuatro pasos para poder aprender a hablar en público, las cuales son:

Entusiasmo

Hablando estadísticamente, se tienen 30 segundos para cautivar o perder a una audiencia, por lo que deben utilizarse con entusiasmo, ser atractivo y concreto.

Este es el principio que redes sociales como Twitter o Vine, en su momento, aplicaron y que les dio éxito, pues en 140 caracteres se podía decir lo necesario, así como tener videos de seis segundos que causaran buenos efectos en las personas.

Pasión

Lo más importante no es lo que se dice, sino la forma de expresarlo.

“Por ejemplo, no es lo mismo que un locutor de deportes en un partido de fútbol diga ‘gol’ de una forma seria, a que grite ’gooool’, con energía que contagia los demás y se estremezca tanto que se quiera arrancar el cabello”.

En este punto, también es fundamental el lenguaje corporal, ya que 60% de lo que se dice no viene de la boca.

Compromiso

Este se da cuando la persona llega y sabe lo que va a decir, no improvisa o divaga porque lo que comunicará se basa en investigación o experiencia. Para ello, puede utilizar diferentes elementos visuales o físicos.

“Sabes que hay compromiso porque el tema se lo toma en serio”.

Humildad

Si no se es humilde, el objetivo que se planteaba cumplir se derrumbará en pocos segundos.

“¿Qué hace tan grande al Dalai Lama? Porque es un hombre que no habla con mucha pasión ni entusiasmo, pero su humildad al hablar, hace que lo quieras abrazar”, finaliza.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario