Recomendaciones para formar equipos de trabajo competitivos

En un mundo global es de vital relevancia ejercer un rol de liderazgo efectivo para impulsar el desarrollo de las habilidades y competencias fundamentales en los equipos de trabajo como una forma de garantizar el éxito de nuestras empresas, sin importar el tamaño de ésta, pero además, es una forma para que el talento humano, el capital más importante de toda organización, se mantenga comprometido con el desarrollo y los objetivos del negocio de éstas.

Es así que en el ámbito profesional el cuestionamiento iría encaminado a saber si estamos haciendo todo lo que está de nuestra parte para desarrollar y mantener equipos de trabajo competitivos ante un mercado agresivo, globalizado, tecnológico, considerando la situación económica actual y sabiendo que, aunque hay inversión, también hay incertidumbre y probablemente mayor dificultad para mantener la estabilidad de las empresas.

Es así que OCCMundial, el Centro de Carrera Profesional, brinda las siguientes recomendaciones para formar equipos de trabajo competitivos:

Intuición y planeación

Para aumentar la competitividad de tu equipo, es importante que cada elemento se conozca para desempeñar su rol de manera adecuada de acuerdo con sus aptitudes.

Regreso a lo básico

Para que las organizaciones sigan manteniéndose sanas y en crecimiento, deben reclutar empleados que puedan asumir roles de liderazgo, competencia básica a desarrollar. Sin importar el nivel que se tenga, un líder es quien tiene la capacidad de tomar decisiones acertadas para un grupo de trabajo, inspirando al resto para alcanzar una meta en común.

Impulso de competencias

Desarrollar e impulsar competencias fundamentales en nuestros equipos de trabajo, competencias básicas que les permitan tener las herramientas para destacarse, tales como:

  • Pensamiento crítico. Es la capacidad de interpretar, analizar, evaluar, explicar y clarificar datos. Se basa en el razonamiento lógico, la capacidad de trabajar con conceptos, hacer conciencia de puntos de vista propios y ajenos, así como el pensamiento sistémico. Al desarrollar esta competencia en tu equipo lograrás obtener análisis objetivos.
  • Inteligencia emocional. Gestionar relaciones interpersonales es indispensable, sobre todo en un entorno cada vez más automatizado, porque interviene en la toma de decisiones favorables. La inteligencia emocional de tus empleados juega un rol determinante, ya que se puede asociar con el liderazgo en las empresas, donde es indispensable una interacción eficiente para lograr el máximo desempeño de un equipo.
  • Creatividad. Es la capacidad de crear o desarrollar ideas; a través de ésta se puede identificar y percibir las conexiones y generar soluciones a diferentes problemas. Con innovación y creatividad se pueden mejorar los procesos de trabajo para mejorar los resultados y lograr las metas. Asimismo, es una capacidad que permite el desarrollo de la imaginación para encontrar la manera de convertir en realidad los proyectos.
  • Comunicación oral y escrita. La comunicación efectiva brinda las condiciones para tener relaciones fluidas y minimizar los conflictos en una organización y en un equipo de trabajo. De ésta depende el éxito de los proyectos. Saber expresar claramente qué es lo que se desea y cómo se puede lograr constituye un elemento de gran valor en el trabajo.

Al encontrarnos en un mundo de permanente cambio, los requerimientos actuales nos obligan a estar a la vanguardia si queremos mantenernos competitivos, por ello es importante acoplarse a este cambio y evolucionar. Por ello, las empresas deben de apostar por el desarrollo del talento humano como pilar de su crecimiento y motivarlos para que permanezcan competitivos en el mercado.

*Alejandra Vera, Gerente Sr. de Relaciones Públicas OCCMundial