Pymes, las que mejor se adaptaron durante la pandemia al no tener opción de cerrar

Las mipymes tuvieron que adecuar el negocio a las nuevas demandas. Foto: Especial

A nivel nacional 90,000 restaurantes han cerrado definitivamente debido a la pandemia de Covid-19, y se estima que al cierre del año la cifra llegue a 120,000 establecimientos y más de 300,000 empleos, de acuerdo a datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Los negocios que mejor se han adaptado a la contingencia han sido las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que tuvieron que adecuar el negocio a las nuevas demandas ante la necesidad de continuar teniendo ingresos.

Estos negocios que cuentan con uno o 10 empleados son las que más esfuerzo hicieron para adaptarse a la demanda, aunque su reducción en consumo fue menor y tuvieron que subir precios, sólo perdieron 40% de los ingresos durante la pandemia.

La estrategia de las mipymes se basó, de manera simultanea, reducir costos fijos, adaptar el negocio a la nueva realidad e implementar medidas para incrementar la eficiencia.

“Los que adoptaron esta estrategia fueron en su mayoría pequeños negocios y de ticket promedio bajo, que pudieron adaptar su negocio con mayor facilidad, y probablemente también porque no tenían opción de cerrar temporalmente”, dijo Caroline Auvinet, estratega de México Actúa durante la presentación del estudio “Resiliencia de la industria restaurantera en tiempos de Coronavirus”.

Caroline precisó que gracias a las medidas adoptadas, la caída de sus ingresos no fue tan mala; sin embargo, hubiera sido mucho mejor si hubieran implementado una administración eficiente de recursos.

Contrario a estas miypes, el estudio realizado en conjunto con la Canirac destaca que la mayoría de los restaurantes entraron en un proceso de hibernación, bajaron sus costos y su uso de recursos, esperando a que pasara la pandemia y el regreso a la “nueva normalidad”; sin embargo, significó una caída del 70% de los ingresos.

Estos negocios hicieron “pocos esfuerzos para adaptarse a la demanda y no fue el suficiente para sortear la crisis”, precisó Caroline.

Aquellos restaurantes que lograron pasar el confinamiento de la mejor forma implementaron simultáneamente tres medidas: redujeron gasto, hicieron un gran esfuerzo para adaptarse a la demanda y un uso eficiente en recursos.

“Lo importante es encontrar un equilibrio para seguir operando, pero teniendo la mayor eficiencia y los menores gastos posibles”.

Caroline le recomienda a los restaurantes, sin importar su taño, tomar las siguientes medidas para minimizar gastos, aumentar los ingresos y eficientar recursos:

  • Seguir las reglas de sanidad anunciadas por el gobierno federal y las reglas de Mesa segura de la Canirac, para garantizar la salud de los comensales y empeladas.
  • Encontrar un equilibrio que permita minimizar los costos fijos, a partir de adaptar el negocio a la nueva demanda, reducir costos fijos
  • Tener un uso eficiente de los recursos de agua, energía y alimentos
  • Hibernar no es una opción, busca opciones de envío a domicilio.
  • Innova en el servicio a domicilio, busca alternativas de transporte de envío más económica que las aplicaciones
  • Enfócate en llevar la mejor experiencia a casa.
  • Usar empaques atractivos y responsables con el medio ambiente
  • fomentar la economía circular y eliminar la merma de alimentos

Recuerda que hibernar no es una opciones y de no seguir las reglas se Sana Distancia y sanidad, la entidad puede cambiar a semáforo rojo y requerir el cierre de negocios, lo que puede terminar con 50% de los restaurantes.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario