Mi tiendita segura, la iniciativa que impulsa a las tienditas de abarrotes

Foto: Especial

Este año, derivado de la crisis generada por el Covid-19, los ingresos de las tienditas de abarrotes podrían reducirse 25%; sin embargo, estos pequeños son resilientes y buscan la forma de mantener las ventas.

Acompañados de la iniciativa privada, las tienditas pueden brindarle seguridad y confianza al consumidor, pues no es simplemente es un vendedor, sino que a lo largo de los años ha ganado la confianza de los clientes y la relación se ha hecho más personal.

“Las tienditas de la esquina no solo logran un flujo constante de efectivo para sus diversos proveedores, también han sido, desde siempre, un punto de encuentro dentro de los barrios, colonias y alcaldías”.

Por ello, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), Kellogg, Mars, Mondelēz México y PepsiCo, de la mano de la Concanaco y la Coparmex crearon "Mi tienda Segura", iniciativa que busca promover a los pequeños comercios locales y brindar confianza y seguridad a los tenderos para mantener su tienda abierta.

“Los comerciantes no se han detenido, saben que mantener su negocio en operación es esencial para que sus entornos sigan funcionando en un orden relativamente habitual”.

La iniciativa también contempla campañas de comunicación y tácticas de protección en punto de venta y herramientas para que los tenderos mantengan sus negocios en funcionamiento.

En México hay un millón doscientos mil pequeños comercios, de los cuales más de 700,000 son tiendas de abarrotes que se enfrentan a un contexto cambiante. Estos emprendedores buscan la independencia económica, al tiempo que generan oportunidades de empleo.

Cada tienda le da soporte, por lo menos, a dos familias, es decir, aproximadamente, 3 millones de personas se sustentan del canal tradicional, y en este sentido, es que su papel dentro de la economía de la comunidad y del país es tan relevante.

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes más de 150,000 comercios han cerrado en los últimos 4 meses

Al implementar nuevas medidas de higiene e interacción durante la compra, las tienditas ofrece una nueva experiencia segura para sus clientes, pero también ejerce cierta influencia en ellos para seguir replicando mejores prácticas de cuidado dentro de sus propios hogares.

Tan solo en este último periodo, la IMCC, integrada por ocho grupos embotelladores y dos plantas de reciclaje, entre otros, produjo y distribuyó 50,000 mamparas y más de 200,000 caretas que se emplearon, en parte, para responder a las preocupaciones de los compradores y comerciantes en época de epidemia.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario