Me Urge un Corte, iniciativa para apoyar a estilistas

Sólo se necesita tijeras con filo. Foto: Cortesía

Para apoyar la economía de los estilistas y que en la cuarentena continúen teniendo ingreso, el grupo Le Parisien Estéticas lanzó la campaña Me Urge un Corte, por medio del cual las personas pueden contratar los servicios de un profesional del cabello y realizarse un corte en su propia casa.

La iniciativa surgió después de ver un mercado potencial, pues el trabajo continúa desde casa y hay que estar presentable para las videollamadas, y de hacerlo sin la ayuda de un profesional el resultado puede ser catastrófico.

Luis Castillo, encargado de desarrollar la plataforma, cuenta que no se requiere tener conocimientos de estilista ni herramientas sofisticadas, tan sólo unas tijeras con buen filo.

“Son video llamadas —por Zoom— en tiempo real, que duran en promedio 40 minutos. El estilista ve tu corte y te va guiando en todo el proceso”, detalló.

El costo por sesión va de 200 pesos para un corte de niño a 280 para adulto, y existe la opción de dejar propina.

Xavier Díaz, vicepresidente de Cámara Mexicana de la Industria del Embellecimiento Físico y creador de Me Urge un Corte, dice que medio millón de familias viven de la industria de belleza y cada una emplea de seis a 10 personas, quienes han tenido que dejar de trabajar debido a las medidas sanitarias tomadas para evitar la propagación del Covid-19.

La plataforma lleva un par de semanas en el mercado y en un día tuvo 3,500 visitas. En primera instancia se sumarán los 50 estilistas miembros de Le Parisien, pero se espera que profesionales de la belleza de todo el país ofrezcan sus servicios.

El pago a los estilistas varía de acuerdo a su servicio y experiencia, pero la plataforma puede aumentar sus ganancias 20% a lo que obtendrían si estuvieran en un local debido al potencial mercado internacional.

En promedio se solicitan siete servicios al día y personas de México, Dubai y Estados Unidos han solicitado los servicios de un estilista a la distancia por medio de la plataforma.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario