Cuenca, la fintech que te ofrece el banco en tus manos

Cuenca permite crear una cuenta independiente a los bancos. Foto: Cortesía

Tener una cuenta bancaria permite administrar mejor el dinero, y si se acompaña con una tarjeta de débito o crédito, se puede tener mejor experiencia de compras al pagar servicios y reducir cargar efectivo; sin embargo, no todas las personas tienen acceso a los servicios que ofrecen las instituciones bancarias.

Esta problemática motivó a Matin Tamizi a buscar una solución. Así fue que creó la fintech Cuenca, que permite crear una cuenta independiente a los bancos, con la que se pueden hacer y recibir transferencias, pagar servicios como luz o realizar recargas telefónicas, obtener una tarjeta de débito y una digital para compras en línea, todo sin comisiones de apertura ni manejo de cuenta.

Matin detalló que en promedio, 60% de la población mexicana no está bancarizada y esto se debe a diferentes razones que pueden ser el lugar donde viven, las comisiones que los bancos cobran por cada operación, el tiempo para tramitarla o no contar con la documentación necesaria. Por ello, muchos prefieren guardar el dinero en casa.

Otro problema de bancarización en los clientes es tener una cuenta y no usarla porque el banco no da buena experiencia o se cobran recargos por cada operación. Asimismo, 15% la ocupa sólo para recibir dinero.

“Dentro de ese 60%, muchos tenían una cuenta pero la cerraron por malas experiencias y prefieren guardar sus ahorros debajo del colchón y tiene sentido, porque al colchón no le pagas comisiones y accedes a él en tiempo real. Por eso, creamos una solución a esto”, explicó el director general durante la presentación de la aplicación.

Con Cuenca, sólo se requiere escanear una identificación oficial, comprobante de domicilio, agregar un correo electrónico y dirección.

Para el equipo, los pequeños detalles son primordiales. Por ejemplo, además de brindar un servicio sin costo, ofrecen una tarjeta de débito con respaldo de Visa que puede solicitarse a través del WhatsApp de Cuenca. Ahí el usuario indicará el lugar donde prefiere recibirla, ya sea casa, trabajo o punto específico de la ciudad, y en un lapso de hora y media, un representante de Cuenca acudirá a entregar el plástico.

Aunado a esto, cada tarjeta incluye una funda bordada con diseños mexicanos elaborados por una comunidad de Hidalgo.

Otra ventaja es contar con una tarjeta digital que únicamente funciona para transacciones en línea.

Empleo a comunidades

Cuenca también se preocupa por brindar trabajo a comunidades vulnerables, como la de Tenango de Doria, Hidalgo, donde emplean a 100 personas que diseñan los bordados de las fundas de las tarjetas.

“Queríamos trabajar con comunidades que no estuvieran en la ciudad y que sean de artesanos. Contactamos a la comunidad de Tenango para que bordaran las fundas, desde su casa y a sus tiempos. Más adelante trabajaremos con más comunidades”, declaró Bibiana Monterde, líder de diseño de Cuenca.

Por ahora, las tarjetas sólo se entregan en la Ciudad de México, pero en la mira sigue Guadalajara y otras grandes ciudades del país.

El equipo

La fintech comenzó en marzo del 2018 y para marzo, planea incorporar el servicio de pagos de créditos y el de otros servicios. Cuatro personas comenzaron el proyecto y hoy suman 14, quienes buscan llevar la banca a todos los rincones del país y lograr que “una tarjeta se pueda obtener tan fácil como comprar un refresco en la tienda”, indicó Matin.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario