Crean dispositivo para acabar con muerte de cuna

Foto EE: Hugo Salazar

A través de una banda hipoalergénica que se ajusta al tobillo del recién nacido, un cuarteto de emprendedores veracruzanos quiere reducir el número de muertes de cuna en México, padecimiento que se coloca como la tercera causa de fallecimiento en menores de entre cuatro y seis meses de edad.

Datos del Seguro Médico para una Nueva Generación exponen que 90% de los menores que pierden la vida se debe a la suspensión de la respiración al dormir (apnea del sueño), situación que preocupaba en demasía a los padres primerizos con los que el grupo de jóvenes tenía contacto. Así, Omar Barrón, Jessica Hernández, Noel Santos y Francisco Lagos decidieron unir conocimientos tras un proceso de incubación en iLab Veracruz y brindar seguridad a los padres.

B Health es el nombre de la tobillera
que monitorea temperatura, oxigenación y ritmo cardiaco del bebé. “Los datos son enviados a una base central que funciona bajo la dinámica de un semáforo: cuando el botón enciende verde es que el niño duerme tranquilo, cuando es color ámbar es que hay un problema, pero si es rojo la complicación es grave”, explica Noel Hernández, quien se encarga de la gestión y el desarrollo electrónico del producto.

La alerta es enviada al celular de los padres y a la par se muestra en un display que funciona como cargador de energía de la banda, esto para facilitar la lectura de datos que arroja el monitoreo del pequeño sin la necesidad de un dispositivo móvil y detectar a tiempo cuando el menor deje de respirar.

“Es normal que el bebé deje de respirar por 10 segundos, pero si el tiempo pasa y no reacciona entonces los niveles de oxigenación dejan de ser los óptimos para el cerebro. Nosotros estamos trabajando en un producto preciso que alerte cuando hayan pasado estos 10 segundos”, refiere Omar Barrón, encargado del área comercial de la compañía.

A casi dos años de presentar su producto en la Semana del Emprendedor y haber sido financiados por el inversionista privado Ulises Carreto, quien además forma parte del equipo de trabajo, los emprendedores se encuentran en los ajustes finales de B Health. La empresa argentina que se encarga del diseño del producto y la compañía española que les ayuda con el desarrollo electrónico, ultiman los detalles finales para que en las próximas semanas comiencen las pruebas de mercado.

“Le daremos el producto a padres para que lo utilicen de manera austera, los tiren, lo avientes. Necesitamos ver cómo funciona y saber si se requieren algunos cambios; a partir de ahí tendremos un producto más vendible”, indica Noel Santos.

Trabas gubernamentales

En su intento por expandir su mercado, los veracruzanos se acercaron al Centro de Especialidades Médicas de Veracruz, una institución gubernamental que con la justificación de que había ciertos protocolos que cumplir y que no existía un prototipo físico de B Health en el mercado, rechazaron fungir como entidad de prueba para los dispositivos.

Los mismo sucedió con un hospital de gobierno en Querétaro, donde al ver que no obtendrían ganancias decidieron no apoyar a los emprendedores. Sin embargo, la historia fue diferente cuando optaron por acercarse a una institución privada. En el Hospital Ángeles han recibido atención especializada, mentoría y recomendaciones para mejorar el producto según las necesidades de los pacientes.

Con esto “no nos alejamos de la idea de venderle al gobierno, pero por ahora estamos alejados de eso”, determina Omar Barrón.

Por ahora los jóvenes se concentran en tocar puertas para comercializar su producto, que tendrá un precio al mercado entre los 4,000y 4,200 pesos. También siguen buscando inversionistas, por lo que en las próximas semanas estarán lanzando una campaña de crowdfounding en Indiegogo para generar intenciones de compra y facilitar su acercamiento con fondos de inversión.

“Buscamos fondearnos en múltiples plataformas y alcanzar intenciones de compra mundiales. Además, en un momento dado, que las grandes empresas nos volteen a ver y que se interesen en licenciar o comprar nuestra tecnología”, concluye el encargado del área comercial de la compañía.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López y Angélica Pineda / El Empresario