Banxico no debe rescatar a empresas con problemas antes de Covid-19: AMLO

Banxico debe cuidar bien la entrega de los créditos: AMLO. Foto: Especial

Instituciones como el Banco de México (Banxico), están sumando esfuerzos con créditos para ayudar a las pequeñas y medianas empresas (pymes), columna vertebral de la economía mexicana y las principales afectadas por la crisis del coronavirus; sin embargo, a opinión del presidente Andrés Manuel López Obrador, deben tener cuidado al otorgarlos.

En la conferencia de prensa matutina, manifestó que si bien es una buena medida, Banxico debe cuidar bien la entrega de los créditos, que sean para las pymes afectadas y no para aquellas empresas que ya estaban en problemas desde antes de la pandemia.

"Ahora que el Banco de México ha decidido destinar unos fondos para apoyar a la pequeña y mediana empresa hay que tener mucho cuidado, que en efecto sean para la pyme, no vaya a ser para rescatar empresas que desde antes del coronavirus ya tenían problemas financieros”, dijo.

Destacó que aunque el Banco de México es autónomo y se deben respetar sus decisiones, sus reservas no son de ellos, ni siquiera del gobierno, son de la nación, al igual que todos los créditos, por lo que hay que cuidarlos si no se cargan a la Hacienda pública.

“Se tiene que pagar con dinero público y habría que debatir primero sobre a quién rescatar en el caso de que se usará dinero del presupuesto o se usarán créditos. ¿A quién rescatar a las grandes comprobaciones, a los grandes bancos o rescatar al pueblo?”, declaró.

Las medidas

A través de un comunicado de prensa difundido el 21 de abril, Banxico compartió las estrategias que tomarán para fortalecer los canales de otorgamiento de crédito y proveer liquidez para el sano desarrollo del sistema financiero.

Entre dichas medidas esta la provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar crédito a mipymes y personas físicas afectadas por la pandemia. Para ello, liberará recursos asociados al Depósito de Regulación Monetaria (DRM) y, de ser necesario, financiamiento a plazo a 18 y 24 meses, con un costo igual al objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, a las instituciones de banca múltiple y de desarrollo que financien a las empresas y las personas físicas antes señaladas con recursos adicionales.

El financiamiento estará garantizado con títulos que deberán cumplir los mismos criterios de elegibilidad que en la FLAO.

Para asegurarse de cumplir con lo establecido, el registro y seguimiento de los créditos se hará por un banco de desarrollo o institución de fomento, en los mismos términos de otros programas que llevan a cabo dichas instituciones, o bien directamente por el Banco de México. Los recursos podrán combinarse con los programas de garantías que instrumenten la banca de desarrollo y las instituciones de fomento.

“Con este esquema, el Instituto Central proveerá recursos para fortalecer los canales de crédito en la economía a fin de que este pueda dirigirse a las empresas y hogares que pueden enfrentar reducciones transitorias en sus fuentes de ingreso, en beneficio del empleo y sectores de la población que no tienen acceso a otras fuentes de financiamiento”, dijo.

Para ejecutar este programa, se destinarán 250,000 millones de pesos, que se ajustarán a las condiciones de los mercados financieros.

Asimismo, se dará, temporalmente, una facilidad de financiamiento garantizado con créditos a empresas que emiten deuda bursátil, para que los financiamiento se canalice a las mipymes.

“El Banco de México proveerá financiamiento a plazo de entre 18 y 24 meses, con un costo igual al objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, garantizado con créditos de empresas cuya calificación crediticia sea igual o superior a ´A´ en escala local por al menos dos calificadoras”.

Para este apartado, se tendrá un monto de hasta 100,000 millones de pesos.

“Con esta facilidad, el Instituto Central provee recursos para fortalecer los canales de crédito en la economía para que este se destine a las mipymes que han visto una reducción transitoria de sus fuentes de ingreso”.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario