Microfranquicias de mercado

“Casi todos los grandes problemas de la humanidad han sido resueltos por alguien. Lo frustrante es nuestra incapacidad para reproducir esas soluciones”.

Como parte de nuestras investigaciones en el ámbito de la Franquicia con impacto Social, hay un modelo que sin duda, es una de las mejores pruebas de que estos modelos pueden ser auto-sustentables y encima de ello, pueden forjar nuevas oportunidades a las comunidades vulnerables.

Para entender cómo se maneja un modelo de franquicias con impacto social, es necesario entender previamente su definición, la cual nos dice que “la franquicia con impacto social es un modelo de negocio en el que se utiliza e implementa el modelo de franquicia para la clonación de programas que resuelvan o atenúen una problemática
social y se pueda medir tanto en beneficios económicos, como en el número de personas impactadas o beneficiadas de los mismos”.

Ahora, ya que tenemos la definición, es necesario explicar las cuatro partes de este modelo, que son casi las mismas de una franquicia comercial (Franquiciante, Franquiciatario, Marca y Know How). Pero en esta modalidad, son:

  • Franquiciante social: Organismo o fundación que define las políticas y las bases
  • para desarrollar su modelo en otras regiones.
  • Solicitante/Franquiciatario social: Quien es responsable de la creación y
  • operación correcta de la franquicia con impacto social.
  • Marca: Su signo distintivo
  • Know How: La información y experiencia documentada para su correcto
  • funcionamiento en otras partes del mundo.

Los modelos de Franquicias con Impacto Social (FcIS) tienen además, una particularidad extra, ya que pueden dividirse en tres grandes subtipos, los que trabajan modelos diferentes, los cuales son:

  1. Franquicia con Impacto Social, la cual brinda soluciones a una problemática social, siendo los donativos, o la venta de productos y servicios los que la hacen auto-sustentable.
  2. Franquicia con Sentido Social, donde además de solucionar problemáticas sociales, pueden obtenerse beneficios tangibles, como en una franquicia comercial.
  3. Microfranquicias. Son modelos de negocios establecidos y planeados para ayudar a las poblaciones más vulnerables, por medio del autoempleo.

Cada uno de estos modelos tiene ejemplos particulares; comunidades beneficiadas y sobre todo, soluciones para causas, con operaciones bien establecidas y con procesos documentados, lo que les permite ser replicados en otros lugares del mundo. Para las primeras dos opciones, los donativos y las cuotas para la operación correcta, como en el caso de Échale a tu casa (www.echale.com.mx) que te ayuda con las máquinas para hacer tabiques de concreto y te cobra una cantidad simbólica como parte de la renta.

En el caso de las microfranquicias, la historia es diferente, ya que en sí la inversión para adquirir uno de estos modelos es mínima y ayuda a las comunidades más necesitadas; ejemplos de ello, es el modelo de Bon Ice y, más recientemente, el modelo de Mercado Fresco (www.supplyhope.org).

De acuerdo a su página oficial, “Mercado Fresco es un micro-franquicia que vende alimentos nutritivos y asequibles, como el queso, la leche, el yogur, los huevos, el aceite vegetal y pan a través de tiendas en el hogar en los barrios de bajos ingresos de Managua, Nicaragua”. Su fundadora es Beth Meadows, estadounidense con más de 25 años de experiencia empresarial en el mercado de turismo, pero eligió Nicaragua porque es el país más pobre de Centroamérica.

La situación económica mundial no es sencilla, hay muchas cosas que hacer por los países en vías de desarrollo, como el nuestro. Por lo cual debemos buscar potencializar las soluciones que contribuyan a impulsar a más micro empresarios que puedan cambiar su situación vulnerable por medio de actividades productivas de calidad.