Más Pymes proveedoras… ¿se podrá?

El gobierno federal no se ha cansado de promover en cientos de discursos y algunas estrategias que apenas están tomando rumbo, el tema de insertar a las Pymes en la proveeduría de corporativos y cadenas comerciales, y por supuesto, en la de sus mismas dependencias.

El plan es correcto, siempre y cuando nuestra planta productiva haya captado el mensaje de lo positivo que resulta integrarse a este modelo y decida comenzar a trabajar no sólo por los beneficios que representa, sino por el compromiso que exige por parte de los empresarios, así como el cumplimiento de ciertos estándares de calidad que, a la larga, se traducen en una excelente oportunidad para hacer rentable su compañía.

Las expectativas gubernamentales consisten en hacer que para el 2012 al menos 35% de las compras totales que realiza anualmente se hagan a Pymes. Pero también las empresas tractoras comienzan a jugar un papel esencial. Entrar en los anaqueles de las grandes cadenas de supermercados o incluso de las detallistas no es cosa fácil. Se tienen requisitos mínimos que involucran: calidad del producto, un empaque adecuado y con diseños atractivos, pero, sobre todo, se debe contar con la capacidad de producción y entrega en tiempo.

El tema merece ser tratado este día, en que comienza la Expo Antad 2010, en Guadalajara, en donde la Secretaría de Economía colocó un pabellón que nombró Hecho en México, el cual tiene una extensión de unos 8,500 metros cuadrados, en el que, por un lado y en conjunto con Fonaes se exhibirán empresas que tienen productos atractivos para las cadenas de supermercados.

También habrá otro stand donde las Pymes que deseen convertirse en empresas proveedoras, podrán conseguir orientación del programa que actualmente promueve la Subsecretaría de la Pequeña Empresa (Spyme) a cargo de Miguel Marón Manzur.

Este puede ser un buen comienzo, pero se requiere seguimiento y un mayor número de actores, pensando en que el tiempo promedio de una empresa que aún no cumple con todos los requisitos para proveer a una gran cadena de autoservicio puede tomarle entre uno y dos años de preparación.

La Expo Antad es un buen foro para conocer qué están haciendo otras empresas, acercarse a la experiencia de las que ya surten sus productos en estos corporativos, ver qué necesidades de productos y servicios tienen los Presidentes y Directores generales, gerentes de tienda, compradores por categorías y jefes de departamentos de áreas tanto de las grandes cadenas como de los detallistas, que se estarán dando cita.

Finalmente les comparto algunas cifras que hoy caracterizan a esta Expo:

  • 1800 expositores
  • 4,000 m2 de exposición
  • 30,000 visitantes
  • 1,500 stands
  • 500 nuevos productos
  • 850 mdd de ventas generadas en el evento

Adicional, participarán 30 países, más los participantes nacionales entre productores, comercializadores, distribuidores y organismos gubernamentales.

Imagen: