Viaje rápido y seguro con apps de taxis

Foto: Shutterstock

Moverse en la ciudad no es fácil; usar su auto implica buscar estacionamiento y el estrés del manejo. El transporte público requiere el riesgo de portar dinero en la vía pública.

Preocupaciones como éstas se convirtieron en oportunidades para que aparezcan diversas aplicaciones móviles que proporcionan servicios de transporte. Su difusión ha sido tal que ya se comienzan a ver como competencia para los tradicionales servicios de taxi.

Usar estas aplicaciones beneficia a los usuarios, pues “es mucho más eficiente, ya que se puede pagar con tarjeta de crédito y recibir factura; se puede saber exactamente cuánto tiempo tardarán en llegar por uno y quién es la persona que va”, refirió Joaquin Creixell, administrativo de Yaxi. Por ésas y otras características no está de más saber cómo funcionan para aprovecharlas.

CONOZCA EL SERVICIO

Existen dos tipos de servicio. Aplicaciones como Easy Taxi o Yaxi lo contactan con el taxi más cercano que está registrado en la Secretaría de Movilidad del DF y en la base de datos de la aplicación.

Por otro lado, aplicaciones como Cabify y Uber proporcionan “un servicio de autos privados con chofer”, como explica Edgardo Rivera Torres, CEO de Cabify México. Las diferencias entre ésta y la anterior modalidad es la calidad y comodidad en el trayecto. “Ambos te llevan al mismo punto, pero la diferencia sería cómo quieres tu experiencia de viaje”. La personalización de la experiencia se da, por ejemplo, al poder seleccionar el tipo de vehículo.

Después de descargar la app, deberá registrarse en ella. En general, el proceso es ágil y se le solicitará información básica, como su nombre (para que el conductor sepa por quién va), teléfono (por si se le tiene que marcar), y correo electrónico (donde le mandarán los recibos o facturas del viaje). En algunas, también le solicitarán registrar una tarjeta de crédito para el pago.

Para solicitar un servicio, usted debe localizar en la interfase de la app su punto de origen -o bien la app lo geolocalizará a usted-, seleccionar su destino y, de ser el caso, escoger el tipo de vehículo.

Mientras espera, en su dispositivo móvil aparecerán los datos del conductor y el vehículo, así como la ubicación de éste en el mapa.

Tras descender del vehículo, si su pago fue electrónico recibirá un correo con el resumen del trayecto, a manera de recibo. Además, puede retroalimentar el servicio, ya sea desde la app, por el correo electrónico, o como en Easy Taxi, en un call center abierto las 24 horas.

PAGO Y FACTURACIÓN

Las tarifas varían según la app. En las de taxis el costo es el marcado en el taxímetro del vehículo.

En las de servicio privado puede haber o no un banderazo de salida, aunque sí hay un costo mínimo estipulado para viajes muy cortos. Pasando la barrera del costo mínimo, la tarifa cambiará ya sea por el tiempo o la distancia recorrida - Cabify no tiene banderazo y su tarifa se mide por la distancia- y su magnitud variará según el tipo de vehículo elegido. La tarifa de los vehículos más sencillos puede asemejarse a la de un taxi, pero en general es más elevada.

Existen diversas formas de pago. Las más comunes son registrando una tarjeta de crédito o con pago en efectivo al conductor (sólo en apps de taxis), pero hay quienes permiten pagar con tarjeta de débito o PayPal. Pagar electrónicamente le evita llevar dinero en la calle; además, le permite facturar.

VIAJE SEGURO

En estos servicios, “la mayor ventaja es la seguridad. Es una experiencia muy segura la que ofrecemos”, enfatiza Carlos Naupari, director general de Easy Taxi México. Aplicaciones como Easy Taxi y Yaxi tienen filtros para seleccionar a los taxistas que se quieren unir a sus redes. Entre los filtros esta que tengan sus papeles en regla, lo cual incluye el seguro de responsabilidad civil para el pasajero que solicita la autoridad.

Para Cabify, la seguridad es el punto más importante para diferenciarse. Tienen un riguroso proceso de selección de conductores, los cuales son dueños de sus automóviles. Se les pide un seguro de cobertura amplia y además la empresa tiene contratado un seguro de hasta 300,000 pesos para el pasajero en caso de accidente.

Con un promedio de dos años operando en el Distrito Federal, estas aplicaciones ofrecen varias ventajas para el nuevo ciudadano, más habituado a la tecnología y más exigente con la seguridad. “Es una buena experiencia, sobre todo para la gente que intenta hacer la mayoría de sus pagos con tarjeta de crédito”, facturar y tener beneficios contables, concluyó Naupari.

LA CIUDAD EN LA PALMA DE LA MANO

  • El servicio de apps como Easy Taxi o Yaxi es contactarlo con el taxi de su red -registrado en el Distrito Federal- más cercano a su localización.
  • Las tarifas por tanto serán las oficiales para taxis de la ciudad.
  • Por otro lado, apps como Cabify y Uber brindan transporte ejecutivo privado. Los vehículos no son taxis, sino autos de mayor comodidad, y son propiedad de los conductores.
  • Las tarifas son establecidas por las mismas compañías, y aunque son más altas que las de taxis regulares, la comodidad y experiencia del viaje también es mayor.

VENTAJAS DEL TRANSPORTE CON APPS

  • Seguridad: para poder integrarse a estos servicios, los conductores, ya sean taxistas o no, deben pasar por diversos filtros que aseguran la calidad del vehículo y el buen servicio del conductor, mientras usted espera el vehículo, puede ver los datos del conductor en la app.
  • Eficiencia al solicitar el servicio: no importa que ya sea tarde o que no sepa usted su ubicación ni la de su destino, estos servicios lo localizan por el GPS en su dispositivo móvil y mandan al vehículo más cercano directamente a la puerta de su casa u oficina.
  • Facilidad de pago: la mayoría ya ofrece pagar registrando su tarjeta de crédito -en algunos incluso se puede con tarjeta de débito o PayPal. De este modo, no hay intercambio monetario con el conductor y hay posibilidad de facturación.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Javier Rendón González / El Economista