Que tu Buen Fin no se convierta en pesadilla

Foto: Archivo/El Economista

Siga las recomendaciones de los expertos y no afectes tus finanzas

Cada vez está más cerca el Buen Fin 2013 (56 días exactamente), que es el fin de semana en el que podrás encontrar diversas promociones y descuentos, en una importante cantidad de artículos que se ofertan en los establecimientos de la economía formal.

El objetivo del Buen Fin —según la Secretaría de Economía— es reactivar la economía de los mexicanos, fomentar el consumo y mejorar la calidad de vida de las familias.

Eso en el papel suena muy bonito, pero también es el fin de semana donde puedes gastar sin control, ya sea con tu tarjeta de crédito, débito o en efectivo, lo que provocaría un daño a tu bolsillo, por toda la cantidad de ofertas que te puedes encontrar.

Luis Fabre Pruneda, vicepresidente técnico de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), indicó que durante la versión 2012 del Buen Fin, seis de cada 10 mexicanos participaron con alguna compra.

Hay que indicar que durante esta edición podría haber una Lotería Fiscal, que consiste en regresar el IVA a la persona que compró un artículo, aunque todavía las autoridades no han informado los detalles de esta propuesta que -a decir de los expertos- será un incentivo más en el Buen Fin de este año.

Gasta de manera inteligente

Para que el Buen Fin no se convierta en una pesadilla para tu bolsillo, expertos ofrecen diversos consejos que puede llevar a cabo desde este momento:

Considera qué vas a comprar

Luis Fabre recomendó que si pretendes adquirir algún producto durante el Buen Fin, en primera instancia debes definir qué es lo que puedes y quieres comprar, ya que así determinarás en qué podrá gastar y destinarás un presupuesto para esa compra.

Asimismo, Karla Rojas Campos, coordinadora de Posgrados de la Universidad Panamericana (UP), recomendó que primero determines el tipo de consumidor que eres, ya que esto puede ayudar a definir tu capacidad de reacción ante las promociones que se dan durante esa fecha.

La académica indicó que los tipos de consumidores son: habituales, de primera vez, compulsivos y no compradores. ¿Y tú, cuál eres?´

Estás a tiempo de verificar precios

Los expertos coincidieron en que septiembre es un buen mes para poder conocer los precios de los productos que piensas adquirir y así compararlos posteriormente, cuando llegue la fecha del Buen Fin, ya que muchas veces las tiendas no ofrecen descuentos tan grandes en comparación con los precios que se tienen el resto del año.

“Todavía es buen tiempo para ver qué precios tienen los artículos y en qué tiendas están, digamos, con algún precio menor respecto de otra tienda, para que, cuando llegue el Buen Fin, comprobar si efectivamente el precio que hay durante esa fecha es menor, si tiene rebaja o no tiene rebaja, porque no 100% de las mercancías tiene descuento”, explicó Luis Fabre.

¿Cómo pagar?

Durante el Buen Fin podrías encontrar muchas ofertas que no necesariamente tienen un descuento, sino facilidades de pago, como meses sin intereses.

Respecto de esto, Luis Fabre recomendó que si todavía estás pagando artículos que compraste a meses sin intereses en la edición anterior del Buen Fin, no utilices tu tarjeta para este año; si es posible no compres, ya que podrías caer en un sobreendeudamiento.

Asimismo, Karla Rojas explicó que a veces la gente se deja llevar por los meses sin intereses y alertó que debido a la supuesta facilidad de pago que se ofrece en estas fechas, se pueden adquirir productos que no sirven de mucho para las personas.

Productos recomendables

Los expertos coincidieron en que el Buen Fin puede servir para adquirir productos de larga duración y por los que vale la pena hacer un gasto, por ejemplo, electrodomésticos, algunas compras para navidad y algunos otros para afrontar la cuesta de enero.

Asimismo, los analistas indicaron que si vas a pagar con tu tarjeta de crédito y a meses sin intereses, que sea un producto que dure mucho más tiempo que tu deuda. Por ejemplo, si compras un refrigerador que adquirió a 24 meses sin intereses, entonces el producto tendrá una duración mayor a tu deuda.

Ahorra lo suficiente

La académica de la UP manifestó que debido al Buen Fin, muchas empresas ofrecen adelantar el aguinaldo para gastarlo durante esa fecha, por lo que —recomendó— ahorrar lo más que se pueda, ya que siempre se tendrán que afrontar otros gastos posteriores a estas fechas y siempre es bueno contar con capital disponible para afrontarlos.

Es recomendable ahorrar el aguinaldo lo máximo posible (…). Obviamente vienen otro tipo de gastos y es importante tener buena liquidez”, expresó Rojas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fernando Gutiérrez, El Economista