Prepara tus finanzas para estudiar fuera del país

Realizar estudios en el extranjero es una gran oportunidad para crecer en los aspectos personal y laboral. Actualmente hay muchas ofertas para hacerlo. Si ésta es su intención, recuerde que el viaje involucra más que un curso, también se ponen a prueba sus capacidades para administrar su dinero.

“Como cualquier proyecto, éste representa una inversión y hay que considerar todos los aspectos que implica”, explicó Rubén Mora, director comercial de Mundo Joven, agencia de viajes especializada. Esto involucra tanto el lado académico como el económico.

El aspecto económico abarca los recursos con los que va a contar para su vida diaria durante su estadía en el extranjero. No es poca cosa, pues este rubro puede equivaler hasta 50% del costo total del viaje, consideró Mora.

CULTURAS Y PRECIOS DIFERENTES

Para planear sus gastos debe comenzar considerando lo que le ofrece el programa de estudios. Hay algunos que cubren la colegiatura, el boleto redondo y hasta aportan para alojamiento o manutención. Es importante saber qué incluye el suyo.

Además debe tener en cuenta que el precio de los bienes y servicios que acostumbra consumir varía entre los países. Por ejemplo, Reino Unido es de las naciones más populares para estudiar y tiene un costo de vida más elevado que el de México, en cambio países asiáticos, como China o Tailandia, o países de América Latina tienen niveles similares al de México, ejemplificó Gabriela Parada, directora de los Programas Internacionales del ITESM Santa Fe.

Ante estas variaciones, lo mejor es informarse. Muchas instituciones que ofrecen estos viajes, ya sean escolares, agencias de viajes o entidades culturales internacionales, dan pláticas o asesoría sobre cómo elaborar presupuestos adecuados a los costos de la vida diaria en su país destino.

Sin embargo, las asesorías son sólo guías. El gasto depende del nivel de vida que quiera darse el estudiante y su capacidad de administración estará a prueba.

VENTAJAS AL REGRESAR

Haber estudiado fuera le proporciona cualidades que lo empleadores valoran. La primera es que permite conocer y practicar un idioma. Si se trata de una lengua muy utilizada para los negocios, como inglés, francés o alemán, hay empresas con acuerdos internacionales que tendrían especial interés por el postulante, comentó Parada.

Además, el viaje brinda una visión global del tema que estudió y le ayuda comprender entornos y culturas diferentes, lo cual también es un valor agregado a su currículum, sin mencionar el networking que puede realizar durante su estadía fuera del país.

De manera más personal pero también con valoración laboral está la madurez obtenida por saber administrar su dinero en un entorno diferente, con precios y nivel de vida diferentes, explicó Parada. “Da responsabilidad sobre sus recursos y dinero, lo cual se observa como un alto grado de madurez, que es algo de lo que los empleadores valoran”.

Al final, el aprendizaje no está sólo en el salón de clases, sino en todo el viaje y en cada moneda o billete que decida ahorrar o gastar.

PREPARA TU VIAJE

Hacer un curso fuera del país implica revisar y elegir cuestiones académicas, pero también hacer planeación y manejo de sus recursos. Comience a cuidar los detalles de su estancia desde el momento en que ya se decidió a realizar el viaje.

ASESÓRATE

  • Los folletos promocionales o los portales web son suficientes para comenzar a soñar, pero no para elaborar un plan.
  • Vaya con un consejero educativo de su escuela, de la institución que emite becas o de la agencia de intercambios, y pregunte sobre el programa, tanto de cuestiones académicas como de manutención.
  • Cheque si existen programas o convenios que incluyan alojamiento, beca alimenticia o descuentos por hacer prácticas profesionales.

PLANEA CON TIEMPO

  • Organice su dinero desde el momento en que decida estudiar fuera, pues el viaje lo puede ver tan lejano que puede aplazar el ahorro hasta que las fechas se le vengan encima.
  • Conozca cuánto es el monto del que dispone desde ahora y cuáles son sus gastos inmediatos y a mediano plazo; con esos datos ya puede elaborar un plan de ahorro para cubrir los gastos de su viaje.
  • Entre más pronto comience a revisar sus finanzas y las implicaciones del viaje, más opciones tendrá para realizarlo. Que el tiempo sea su aliado.Que valga la pena
  • Estudiar en el extranjero puede ser resultar más cara que un viaje turístico, así que es mejor que valga tanto la experiencia como el nivel curricular.
  • Si usted consiguió el programa por fuera de su escuela, tiene que cerciorarse de que éste será reconocido y revalidado por la institución y por la Secretaría de Educación Pública.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Javier Rendón González / El Economista