Busca roomie y cuida tus finanzas

Foto: Shutterstock

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el país habitan poco más de 31 millones 888,601 jóvenes entre 14 y 29 años de edad. En tanto, la Encuesta Nacional de Juventud 2010 reveló que 56.2% de los jóvenes vive con sus padres, 15.4% vive con su pareja y únicamente 5.6% vive solo. Abandonar el nido y las comodidades del hogar es una decisión que se torna complicada.

Carolina Camacho Pérez, de 28 años, vive sola desde que comenzó a estudiar su carrera. Oriunda de Puebla, Puebla, llegó al Distrito Federal a la edad de 22 años, y para ella fue difícil dejar la casa de sus padres.

Al tener en sus manos su título como licenciada en Psicología, decidió cambiar de residencia. Fue hasta que logró colocarse en su primer empleo que optó por cambiarse a un departamento al sur de la ciudad. Dos recámaras, baño, cocina y estancia eran algunas de las amenidades con las que contaba el lugar.

Dicha oportunidad laboral le dio estabilidad económica. Sin embargo, los problemas comenzaron cuando las deudas y gastos de su casa sobrepasaron su capacidad de pago.

Una mañana por medio del Internet –y por consejo de una amiga- se dio a la tarea de buscar un roomie, es decir, un compañero(a) con quien compartir su hogar, servicios, gastos y responsabilidades.

Octavio Novelo Segura, director general de CasaChilanga.com, explicó que vivir con roomies es una costumbre común entre los jóvenes que estudian la universidad y tienen que mudarse de casa de sus padres; deciden compartir su casa con amigos o compañeros de la escuela.

México no es la excepción. De acuerdo con datos del sitio en el Distrito Federal, uno de cada tres solteros que viven fuera de casa de sus padres comparte vivienda con sus amigos, familiares o compañeros.

Seguramente te preguntarás: ¿por qué es interesante este modelo? ¿Cuáles son los beneficios de abrirle las puertas de tu casa a un desconocido?
Novelo Segura reveló que al vivir con roomies podrás disminuir la carga financiera de tu hogar hasta en 75%; todo dependerá del número de habitaciones y servicios que contrate, pues de esta manera dividirían todos los gastos entre más personas.

Sylvia Villaseñor, vocera de Coldwell Banker México, conminó a que cuando compartas tu vivienda debes ser cuidadoso y poner las reglas sobre la mesa con tus posibles compañeros.

Vivir con roomies es un buen paso para la independencia económica, pero para que esta opción no se convierta en una pesadilla haz un acuerdo por escrito de las obligaciones y beneficios, dijo.

Recuerda que los desembolsos que tendrás que dividir van más allá de una renta, pues las personas al igual que tú tienen necesidades de diferentes servicios. Por lo tanto, puedes solicitar el pago del agua, teléfono, luz, gas, televisión de paga, entre otros, y dividirlos entre todos tus acompañantes.

Redes sociales agilizan búsqueda

Así que en el mercado hay diferentes portales en los cuales, con una sencilla búsqueda, podrás encontrar a tu roomie ideal.

Dada Room es un sitio que ha logrado ayudar a colocar más de 2,000 historias de departamentos compartidos. El servicio está disponible para la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Puebla. En el portal podrá ofrecer un cuarto o en su caso encontrar un inmueble dónde vivir.

Al hacer una búsqueda en el portal las opciones de renta van desde 3,000 pesos hasta 8,000 pesos. Hay oportunidades en diferentes colonias de su ciudad que se ajustan a su bolsillo.

Villaseñor consideró importante que antes de que elijas a un compañero, lo investigues y pidas referencias de él; el objetivo es conocer su relaciones personales, responsabilidades y gustos antes de compartir.

Ventajas de compartir tu hogar

Vivir con roomies es un modelo entre jóvenes para alcanzar estabilidad financiera. Sin embargo, dejarse llevar por la primera impresión puede salirte muy caro.

  • Podrás compartir gastos, gustos y responsabilidades. Y generar un ahorro hasta de 75 por ciento.
  • Considera todos los gastos. Para una mejor administración, designa a un responsable de las finanzas del departamento.
  • Mucho ojo con tu elección. En este camino puedes encontrarte con personas que no sean cumplidas y te hagan quedar mal.
  • Haz una investigación. Antes de elegir un roomie pide referencias con el fin es ver qué tan compatible es contigo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Paulina Gómez, El Economista