Celebremos la vida antes que la muerte

Noviembre es el mes en el que conmemoramos una de las tradiciones más representativas de nuestro país: el Día de Muertos. Sin embargo, es de suma importancia celebrar también la vida y hacer conciencia sobre la importancia de proveer a tus colaboradores de una protección como el seguro de vida, que cuide la estabilidad económica de sus familiares al momento de su fallecimiento

Actualmente, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) refiere que solo 17% de las Pymes cuentan con algún tipo de seguro para hacer frente a siniestros y 5% de las empresas registradas otorgan seguro de vida individual o colectivo a sus empleados como parte de sus prestaciones.

La muerte es segura, asegura también la vida

En el mercado existen seguros para empresas con coberturas para sus empleados, por fallecimiento o accidentes que provoquen invalidez total y permanente, que contemplan la entrega de una suma al beneficiario o al empleado, según sea el caso.

Hay tres tipos de seguro de vida que las empresas pueden dar a sus empleados: vitalicio, temporal y total. En el primero, en caso de fallecimiento del colaborador, la suma asegurada es entregada al beneficiario del empleado. La cobertura tiene vigencia por toda la vida del trabajador.

En el seguro temporal, en caso de fallecimiento del empleado, la suma asegurada será pagada al beneficiario, en un plazo previamente pactado con la aseguradora (por ejemplo, 3 años). Y por último, el seguro de vida total está diseñado para que, en caso de fallecimiento del titular, la suma asegurada sea entregada al beneficiario en el momento; de lo contrario, la cantidad será entregada al finalizar el periodo por el que se contrató el beneficio.

¡Hasta que la muerte nos separe!

Asimismo, las empresas pueden contratar coberturas adicionales para aumentar la protección de sus colaboradores, como apoyos económicos en momentos relevantes de su vida, mismos que es posible contratar de forma particular e integrarlo como complemento en el plan de prestaciones de tu empresa.

Por ejemplo, en línea con su misión de proteger mejor a más mexicanos, AXA México ofrece Instantes de Vida, el cual cuenta con 26 coberturas indemnizatorias y adicionales a la cobertura de fallecimiento, entre las que destacan “Matrimonio y Divorcio”. Para estos eventos, AXA contempla una indemnización de hasta 30 mil pesos por cada uno, en el caso de matrimonio, únicamente será válido en una ocasión por año.

Proteger a tus empleados únicamente ante fallecimiento quedó atrás. Ahora es posible ampliar esta garantía con Instantes de Vida o bien, verificar otros productos que hay en el mercado, ya que, si bien es cierto que cuando tomamos la decisión de contratar un seguro pensamos en el deceso, como emprendedores es fundamental considerar el bienestar de nuestros colaboradores en momentos relevantes en su vida personal y profesional.

Por ejemplo, de cara al nacimiento o adopción de un nuevo miembro de la familia, Instantes de Vida contempla como cobertura adicional, una suma de hasta 30 mil pesos. Por otro lado, ante momentos que impulsan el crecimiento profesional, considera también una cobertura por titulación o conclusión del bachillerato, aplica la misma suma.

Los seguros de vida mantienen la promesa de brindar apoyo ante cualquier riesgo, así que, es importante proteger a las familias en caso de un evento desafortunado y sobre todo si forman parte del talento que conforma a tu empresa. Consultar a un agente de seguros, es la opción ideal para informarte sobre las opciones de seguros que contienen valores agregados como coberturas por perdidas orgánicas, invalidez e incluso diagnóstico de enfermedades catastróficas, adaptable a las necesidades de tu empresa y tus empleados.

*Beltrando Pini Rodríguez es vicepresidente de Distribución y Mercadotecnia de AXA Seguros.