Blog de Luis Alberto Cámara Puerto

Por:

Dice el refrán, “no hay mal que por bien no venga”. Empiezo con esta frase que nuestras abuelitas utilizaban cuando presenciábamos una tragedia, con el objeto de darnos esperanza de que todo va a mejorar.

Por:

Dicen que la diferencia ente el optimista y el pesimista es que el segundo es un optimista bien informado. La verdad es un poco más compleja que eso. Los pesimistas ven todo como problemas sin solución, los optimistas normalmente ven todo como si no hubiera obstáculos o problemas sin resolver.

Distribuir contenido