Bimbo no descarta elevar precios

Foto: Archivo/El Economista

Impuesto afectaría a la empresa a través de sus líneas como Barcel, Marinela y Ricolino: Ve por Más

Los precios de algunas marcas de la panificadora mexicana Grupo Bimbo se verán incrementados si el pleno del Senado aprueba el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los productos con alto contenido calórico, advirtió Luis René Martínez Souvervielle, director de Asuntos Corporativos de la panificadora.

El directivo prefirió no dar una cifra exacta respecto del porcentaje en que se verían incrementados los precios, pues destacó que pese a que el Senado ha aprobado en lo general la miscelánea fiscal, todavía no hay resultados definitivos, “no podemos especular”, indicó.

El IEPS aprobado por la Cámara Baja, y que se encuentra a discusión en el Senado, tasa en 5% a la comida chatarra.

En conferencia de prensa, Luis René Martínez aseveró que Grupo Bimbo está dispuesto a cumplir cabalmente el dictamen de los senadores, pero refirió que la compañía tiene reservas sobre si el impuesto cumpla efectivamente en cuanto a políticas de salud en el país.

Asimismo, afirmó que analizan una reformulación en sus productos; no obstante, enfatizó que esperarán a que haya un dictamen final sobre el impuesto especial. Añadió que en este rubro ya se han hecho esfuerzos anteriores para bajar el nivel de grasa y azúcares de los productos de la panificadora.

José María Flores, analista de Ve por Más, dijo que Bimbo sería una de las principales compañías afectadas con dicho gravamen, a través de sus líneas Marinela, Ricolino y Barcel, así como en productos de su línea de panificación.

Barcel es la segunda empresa más importante en el mercado de botanas, con una participación de 20.3%, por detrás de Sabritas, que lidera el sector, con base en datos de la empresa.

Cifras de su reporte anual 2012 indican que en confitería también ocupa el segundo lugar del sector, a través de Organización Barcel (Ricolino y Dulces Vero), con una partipación de 18.6 por ciento.

El Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios de 5% se aplicaría a grupos de alimentos con densidad calórica de 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos: botanas, productos de confitería, chocolate y derivados de cacao, flanes y pudines, dulces de frutas y hortalizas, cremas de cacahuate, entre otros.

[email protected]

CRÉDITO: 
Claudia Tejada, El Economista