Yucatán fortalece su ecosistema pyme

Foto: El Economista/Germán Espinosa

El gobierno del estado y el Inadem anuncian la creación del Iyem

Con la firme convicción de transformar los sueños en realidades fehacientes y de una vez por todas, construir un ecosistema que permita a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) de Yucatán consolidar su papel en la economía, el gobernador de la entidad, Rolando Zapata Bello, durante su participación en la Semana del Emprendedor, anunció la creación del Instituto Yucateco del Emprendedor (Iyem).

La idea, explicó el Mandatario local, consiste en cruzar los programas de este nuevo organismo con los que opera el Instituto Nacional Emprendedor (Inadem), que de forma conjunta con la administración estatal, canalizará una derrama de más de 150 millones de pesos al lugar.

Esto resulta importante, aseguró Zapata Bello, si se considera que las firmas del segmento mipyme representan al menos 80% del grueso laboral en el estado sureño, además de que enfatizar en temáticas, como financiamiento y capacitación, constituye un eje medular en la generación de una cultura emprendedora.

“Desde la perspectiva del emprendimiento, todos los proyectos merecen un impulso, una valoración”, aseveró el Gobernador de Yucatán, luego de indicar que durante su mandato se han trazado diversas líneas estratégicas para robustecer el entorno empresarial, entre las cuales destacan: el apoyo a la actividad turística, la promoción de actividades económicas secundarias, el estímulo a compañías del sector TI y la procuración del ramo agroindustrial.

En compañía del presidente del Inadem, Enrique Jacob Rocha, y del secretario de Fomento Económico del estado, David Alpizar Carrillo, Rolando Zapata puntualizó que lograr sinergias con las políticas delineadas por el gobierno federal será una tarea obligada si realmente se pretende que los negocios pequeños y medianos evolucionen y mantengan su aportación en materia de empleo. De ello dependerá que se garantice la coyuntura necesaria para que más emprendedores se atrevan a desarrollar sus iniciativas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Didier Cedillo