¿Vuelo retrasado? Empresario, ¡conoce tus derechos!

Foto: Cortesía

Usuarios pueden solicitar rembolso del precio del boleto: Profeco

Con más de una hora de retraso, Israel Dávila fue uno de los miles de pasajeros afectados por las obras de construcción en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

"Mi vuelo debió llegar a las 3:20 y son las 4:30, la explicación que me dieron era que había mucho tráfico aéreo, salimos una hora tarde de Huatulco y, además, aquí estuvimos dando vueltas esperando pista”, declaró.

Si, derivado de las obras civiles en el AICM, resulteste afectado por los retrasos en tu vuelo de placer o de negocios, puedes interponer tu queja ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para exigir compensación.

"Sabemos que puede haber gente que perdió la conexión con otro vuelo. La primera alternativa es acercarse a la línea aérea para conocer cuáles son sus planes para resarcir el daño. Si el usuario considera que la afectación es mayor, puede interponer su queja ante la Procuraduría”, dijo Aarón Jiménez Paz, subprocurador de Servicios de la Profeco.

A decir del funcionario, 87% de las quejas que llegan a la Profeco por estas causas se resuelven en favor del consumidor. Y es que, derivado de las obras que comenzaron el pasado 22 de agosto y que concluirán el 1 de septiembre, compañías como Aeroméxico, Interjet y Volaris han presentado demoras y cancelaciones, por lo que, según información de las empresas, han reubicado a sus pasajeros en otros vuelos.

Según el funcionario, la Ley de Aviación Civil y la Ley Federal de Protección al Consumidor son claras en caso de una cancelación de vuelo.

"En este caso, los usuarios tienen derecho a recibir transporte en el primer vuelo disponible, brindando alimentos y, de ser necesario, hospedaje, sin cargo extra. También tienen derecho de agendar para su transporte una fecha posterior o elegir el rembolso total del precio del boleto con una indemnización de no menos de 25% del precio del boleto”, dijo el funcionario.

Pero debido a que esta contingencia responde a obras en el aeropuerto, podría no ser un hecho directamente imputable a las compañías. Aunque la Profeco ya realiza la investigación correspondiente, aclaró.

¿Cómo interponer una queja?

Actualmente no hay módulos de atención, orientación y recepción de quejas de la Profeco porque el programa nacional de verificación y vigilancia por vacaciones de verano terminó el pasado 19 de agosto. Por ello, es necesario acudir a cualquier delegación de la Profeco o realizar una conciliación por Internet. Lo único que necesita es dar su nombre y domiclio, nombre y domicilio del proveedor del servicio, la descripción del servicio que se reclama y un formato de reclamación que provee la Procuraduría.

Los afectados

El jueves pasado, Aeroméxico hizo 38 cancelaciones de vuelos, con lo que hubo alrededor de 4,300 pasajeros afectados, según datos de la empresa.

"La mayoría fue reubicada en los vuelos más próximos. Fueron muy pocos los casos en los que definitivamente tuvimos que cubrir la estancia en alguno de los hoteles”, dijo una fuente de Aeroméxico.

La compañía asegura que los retrasos que presentan en sus vuelos a partir del viernes pasado son más moderados y no rebasan los 15 minutos de tolerancia que da el AICM.

"Las demoras que presentan actualmente son producto del tráfico aéreo normal y están dentro de los márgenes de tolerancia, ya no se atribuyen a las obras. Por eso, en caso de que una persona quisiera cambiar su vuelo en otra fecha, se le haría el cobro correspondiente por cambio de itinerario”, afirmó el directivo de la empresa.

Según un recorrido por el AICM realizado por El Economista, todavía ayer lunes había vuelos de Aeroméxico con más de 30 minutos de retraso y vuelos de Interjet y Volaris con hasta una hora y media de retraso. Para mayor información, comuníquese al 5568-8722 o al (01800) 4688-722

Con boleto pagado

Según información de la Profeco, si se sobrevende o cancela un vuelo, el usuario tiene tres opciones para elegir, siempre y cuando las causas sean imputables directamente al proveedor del servicio:

  • Transporte en el primer vuelo disponible y prestar, como mínimo y sin cargo, los servicios de comunicación telefónica al punto de destino, alimentos de conformidad con el tiempo de espera y hospedaje cuando se requiera.
  • Transporte en una fecha posterior que convenga directamente con la aerolínea.
  • Rembolso del precio del boleto o la proporción que corresponda a la parte del viaje no realizada.

En las últimas dos opciones, la empresa deberá compensarlo, además, con una indemnización que no será inferior a 25% del precio del boleto de avión o de la parte no realizada del viaje.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ilse Santa Rita, El Economista