Subcontratación da más protección a los empleados

Foto: Especial

Modificaciones a la LFT exigen mayor transparencia en el outsourcing

De acuerdo con observaciones realizadas por Adecco, luego de la publicación de las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT), el 30 de noviembre pasado, entre 15% y 20% de las empresas que operaban con trabajadores contratados por outsourcing (a quienes no brindaban las prestaciones de ley), ha cambiado de proveedor contratante para cumplir con el marco legal y brindar mayor seguridad a sus colaboradores.

Carlos Gallegos, director jurídico laboral de la compañía especializada en soluciones de capital humano, comentó que esto se debe a que las modificaciones hechas a la ley incrementaron sustancialmente las multas que deben pagar las empresas al incurrir en una mala práctica, que anteriormente eran de 200 salarios mínimos y ahora llegan hasta los 5 mil, con lo que la sanción podría alcanzar los 350,000 pesos.

“Aunque aún hace falta adecuarla con una ley secundaria y un reglamento para evitar controversias con los sindicatos y prevenir riesgos de fraudes, ya no será tan fácil que las empresas utilicen la figura de la subcontratación para no cumplir con sus obligaciones patronales”, dijo Carlos Gallegos.

Destacó que las firmas que están en proceso de trabajar con un contratante deberán atender a las siguientes obligaciones: no podrá abarcar a la totalidad de trabajadores de la compañía, no desempeñará funciones iguales o similares a las que efectúan los trabajadores con contrato fijo por parte de la empresa y justificarse por su carácter especializado.

Al respecto, cabe señalar que el personal conocido como “especializado” ya no incluye solamente al personal de limpieza, vigilancia y tecnologías de la comunicación, sino que se extiende a otras actividades que no sean ejecutadas por el personal permanente del negocio.

Si alguna de estas condiciones no se cumple, la empresa que utiliza los servicios de subcontratación puede ser considerada como patrón de los empleados para los efectos de la ley, lo cual comprende el pago de las obligaciones de seguro social.

Para cerciorarte de que la firma con la que laboras -para efectos de outsourcing- debes revisar aspectos como: que se trate de una sociedad mercantil legalmente constituida, que esté dictaminada para efectos fiscales, considerar que dé de alta a los trabajadores en la clase de riesgo que les corresponde y que cuente con respaldo financiero y legal para enfrentar juicios laborales.

Gallegos recomendó realizar la subcontratación de personal a través de alguna de las 16 firmas registradas en la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), que están acreditadas para realizar el proceso cumpliendo con las condiciones establecidas en la LFT.

[email protected]

CRÉDITO: 
Marisela Delgado