¿La reforma laboral afecta a las pymes?

Foto: Cortesía

La legislación está hecha para empresarios, pero no para trabajadores: ITESM

Beneficios como una mayor libertad para contratar y hacer provisiones de pasivos menos elevadas, así como pagos por hora, son algunos de los beneficios que tendrían las pequeñas y medianas empresas (pymes) si se aprobara la reforma laboral que actualmente se discute en la Cámara de Diputados, explicó Raymundo Tenorio Aguilar, especialista en economía y negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe (ITESM).

Las pymes representan más de tres cuartas partes del empleo en México y cualquier modificación que se haga recae en casi 5 millones de empresas existentes y más de 28 millones de trabajadores, explicó el analista.

Destacó que la reforma planteada, propone formas de trabajo por temporada, a prueba y de capacitación inicial, así como, contratos de trabajo por hora, las cuales permitirían a los empleadores mayor margen de libertad en las contrataciones que tengan; estas condiciones contribuirían en aumentar su productividad.

Agregó que muchas veces las pymes tienen que manejar provisiones para riesgos y gastos de sus trabajadores, las cuales en ocasiones son muy elevadas e incluso las dejaban en la insolvencia cuando enfrentaban juicios laborales, pero en caso de aprobarse la reforma a Ley Federal de Trabajo, esto cambiaría notablemente.

“Las provisiones de pasivos hoy en día pueden llegar a ser hasta de 40 meses, cuando un trabajador quiere demostrar que fue despedido injustificadamente, ahora sólo podrán ser de hasta 12 meses como máximo los salarios caídos”, detalló Tenorio Aguilar.

Bajo el esquema laboral actual, contratar a un empleado es muy costoso para las empresas, no por el salario que le paga, sino por todo el procedimiento y servicios que se tienen que brindar, por lo cual muchas empresas de menor tamaño prefieren trabajar en la informalidad sin hacer los registros necesarios ante las autoridades, esto cambiaría, destacó Jesús Valdés Díaz, académico del departamento de estudios empresariales, de la Universidad Iberoamericana (UIA)

“Con esta reforma los empleadores sólo tendrían que contratar a las personas el tiempo que se necesita. Por otro lado, algunas personas que no pueden trabajar turnos completos se verían beneficiados trabajando por hora”, detalló.

Hace falta conciliar intereses

Esta reforma está pensada sólo en resolver algunas de las problemáticas que venían arrastrando los empresarios, pero no se está tomando en cuenta a los trabajadores, una reforma adecuada tendría que conciliar ambos intereses, explicó Raymundo Tenorio.

En el tema de la contratación bajo esquema de pago por hora, si se tomara en cuenta el salario mínimo actual no sería conveniente para los trabajadores, pues recibirían poco más de 7 pesos, explicó Díaz de Villegas.

“El salario mínimo hay que estudiarlo, se necesitaría de hacer también una reforma hacendaria, modificar algunos ingresos y egresos para hacer una distribución más equitativa”, detalló el catedrático de la UIA.

Una de las omisiones que se hicieron en la reforma es que todavía no se contempla al trabajador del conocimiento, es decir, a la persona que no vive de su esfuerzo físico sino de su desempeño intelectual, recordó el especialista del Tecnológico de Monterrey.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno, El Economista