Perfeccionan modelo incubador

Foto: Especial

Proponen software para evaluar resultados

La creación profesional de empresas, además de ser uno de los motores que impulsan el emprendimiento en el país, es hoy una industria que luego de varios años de trabajo está en un momento importante en su camino a la maduración con casi 500 puntos de incubación y con presencia en todos los estados del país.

Desde la perspectiva de Fernando Sepúlveda, presidente de la aceleradora de negocios Impulsa, en años anteriores lo importante era abrir una incubadora y difundir la cultura de desarrollo de empresas, pero superado este objetivo ahora la industria se está moviendo hacia un enfoque cualitativo, es decir, no sólo crear nuevos negocios sino a hacerlo con un enfoque altamente profesional.

Por ello, uno de los temas de mayor relevancia es la implementación de las mejores prácticas internacionales para la incubación de empresas, con el propósito de alinear los métodos de creación de unidades económicas a lo largo del país cumpliendo con altos estándares de calidad.

“Si la incubadora no tiene un modelo que todos sigan homogéneamente, que garantice que se tienen las mejores prácticas, entonces los empresarios dependen del estilo de cada asesor o de los modelos de la organización, que no siempre podrán asegurar que cumplen con un grado de calidad elevado”, señala Fernando Sepúlveda.

El directivo comentó que esto se puede evitar al tener asesores certificados en el tema, pues antes quienes ayudaban a los emprendedores no necesariamente tenían experiencia en la creación de negocios, ahora existen certificaciones que les permitirán que las nuevas empresas tengan mejores resultados.

Para colaborar con las incubadoras, Impulsa dio a conocer Incubation Management System, un software diseñado para dar seguimiento a las actividades de la incubadora, de forma que se pueda asegurar que se cumplen con las mejor prácticas.

Se evalúan aspectos como la metodología de incubación, periodos de graduación y etapas de la formación de las nuevas empresas y la información se tiene almacenada en un sistema que conectado a otras incubadoras, de forma que entre ellas puedan colaborar en proyectos comunes y monitorear el crecimiento de otras unidades de incubación.

Esta solución se empezó a utilizar con 20 incubadoras en una primera etapa, mismas que utilizarán el software hasta diciembre de este año y en enero de 2013 se abrirá a que más organizaciones se conecten con el propósito de que en el mediano plazo se integren todas las incubadoras del país.

Las instituciones que se registren podrán utilizar el software de manera gratuita durante los primeros cuatro meses y después de este tiempo de prueba pagarían cuotas mensuales para seguir en la red del sistema.

[email protected]

CRÉDITO: 
Marisela Delgado