Necesaria, una mejor gestión de recursos

Foto: Especial

EPN deja ver con claridad el lugar que ocupan las pymes en su gobierno

En lo que va de la presente administración, poco más de seis meses, el presidente Enrique Peña Nieto ha encabezado al menos cuatro eventos relativos al apoyo e impulso a los emprendedores, la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme).

El primero se dio a sólo seis días de haber iniciado su gestión en diciembre del 2012, en una reunión con el ecosistema emprendedor, donde confirmó la creación del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), una promesa de campaña y con el que sustituyó más tarde a la que era la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa.

No sólo le dio mayor autonomía a esta área, sino que este segmento empresarial se ha convertido, dentro de su agenda, en una actividad con cierta prioridad. Muestra de ello es el evento que realizó el 24 de junio con medios de comunicación, funcionarios y empresarios para, de alguna manera, “relanzar” al Inadem, al mostrar las cuatro líneas de acción bajo las que este instituto trabajará para apoyar integralmente a los emprendedores y las mipymes mexicanas.

No se trataba de la inauguración de un gran evento, ni realmente el lanzamiento de un programa. Si bien se anunció una inversión de 9,000 millones para impulso a las empresas, sólo unos 1,500 millones de pesos del total es lo que se está agregando este año a la bolsa; sin embargo, había que contar con algo que anunciar, pues a pesar del crecimiento que muestran cada año los fondos para las pymes, estos montos siguen siendo insuficientes para dicho segmento empresarial.

La importancia también se vio cuando el anfitrión, Enrique Jacob Rocha, presidente del Inadem, estuvo acompañado en la residencia oficial de Los Pinos, en el presídium de dicho evento, por Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), e Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

Las cuatro líneas anunciadas tienen que ver con el apoyo a mayor financiamiento, fomento a la adopción de nuevas tecnologías, formación de capacidades gerenciales y, una última, que a mi parecer no es una línea de acción, sino más bien una obligación del gobierno en materia de difusión: acceso oportuno a la información de los programas con los que cuenta. Todo esto sin duda, es muy importante, pero ni aunque el presidente Peña Nieto encabece todos los eventos; ni aunque los emprendedores tengan interés de administrar mejor su negocio, si el gobierno no cuenta con un sistema de transparencia y entrega adecuada de sus recursos, difícilmente las empresas podrán recibir un apoyo real de parte de la actual administración.

Nuevo esquema de subastas

Para julio, Nacional Financiera (Nafin) finalmente pondrá en marcha, de manera masiva, su nuevo sistema de subastas para la inclusión financiera. Hace dos meses se hizo una primera prueba piloto de dicho esquema para aquellos negocios que aún no son sujetos de crédito con la banca comercial, pero que realizan de forma permanente compras con tarjeta de crédito.

“Preguntaremos a la banca: para aquellas empresas que no tienen historial crediticio, ¿cuánto quieres de garantía por parte de Nafin? Para comenzar a integrar a estas empresas que el día de hoy no tienen acceso a la banca”.

[email protected]

@chucastellanos

CRÉDITO: 
Carmen Castellanos