Moda, vía para afianzar a zapateros

Archivo/Eleconomista.mx

El calzado perdió 20% del mercado nacional en la última década

León, Gto. La falta de vinculación entre la moda y la industria del calzado, ha ocasionado una menor capacidad para cubrir la demanda que tiene México a nivel nacional y ha inhibido las oportunidades de ventas y posicionamiento del sector a nivel global, dijo Ysmael López García, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG).

Y es que la producción nacional hoy sólo abastece 75% del mercado y el otro 25% es atendido por productos provenientes del extranjero, por lo que el sector ha sido afectado en su desarrollo y crecimiento, comentó el dirigente de la Cámara.

En el 2000, según el servicio de aduanas, nosotros abastecíamos 95% del calzado a nivel nacional, sólo 5% se importaba, pero había mucho contrabando no cuantificado; no quiero decir que hoy en día no lo haya, sólo que muchos importadores se han tecnificado, por lo que este porcentaje se multiplicó”, comentó López García.

“Hoy, tratamos de no dejar toda la producción de zapatos en México, sino de internacionalizar a la industria con productos diferenciados, pero sobre todo con un alto valor agregado; sólo así llegaremos a exportar a otros mercados”, agregó, al margen de la celebración del foro Sapica, realizado en esta ciudad.

La industria del calzado es un sector productivo con más de 400 años de historia en México, contando hasta 2012 con 7,981 fábricas distribuidas por todo el país, concentrando sólo en el estado de Guanajuato 3,394 unidades de este tipo, 338 marroquinerías, 696 tenerías y 300 empresas de proveeduría.

Según cifras del CICEG, hasta el año pasado, la producción nacional de calzado alcanzó la cifra de 244 millones de pares, exportando alrededor de 24.02 millones de unidades y presentando un consumo per cápita de 2.5 pares.

Un lugar para innovar

El fin de semana pasado, en Guanajuato, se realizó la Exposición de Calzado y Artículos de Piel Sapica, espacio que se ha consolidado como eje en la moda de nuestro país, pero sobre todo como un clúster para impulsar a los productores de cuero y calzado nacionales a consolidarse a nivel mundial.

El principal reto de la exposición es avanzar en el proceso de transformación de una feria industrial de negocios a una feria con propuesta de moda e innovación, así lo aseguró en entrevista para Elempresario.mx, Fernando Márquez, presidente del Comité Organizador de Sapica.

“Queremos ser fabricantes de productos que no sólo se venden por precio, sino que se venden por su moda, pero sobre todo por la calidad y el servicio que daremos los expositores; además la exposición dejará una derrama económica importante para León, el evento pasado consideramos 150 millones de pesos y más de 11,000 compradores, aunque para esta edición esperamos que sea mayor” expuso Márquez.

El diseño, estrategia para crecer

A pesar de que se piensa que la moda sólo es para un sector de nivel socioeconómico alto, esto es falso, así lo aseguró Santiago de Mucha Mendiola, vicepresidente de PROSPECTA, pues comentó que aunque un producto sea barato, no debe carecer de un buen diseño.

“La moda no es un tema exclusivo de look, más bien es un gigantesco negocio que se mueve en todos los estratos sociales y cada marca escoge su mercado, lo que pasa es que estamos acostumbrados a ver el glamour de las grandes marcas, pero hay empresas que atacan diferentes mercados”, comentó De Mucha.

Además aseguró que hay que hacer la diferencia entre vender productos y marcas, “pues cuando se está en el mundo de los productos también se está en el mundo de los precios y de los costos, pero si incursionamos en el mundo de las marcas, se tiene que satisfacer a un consumidor que tienes identificado, que sabes cómo se comporta, cuáles son sus gustos y sus afinidades y se diseña para él y para el alcance de su bolsillo”.

Dragon Mart sí afectará 
a la industria del calzado

En Cancún, se tiene planeado desarrollar el proyecto del Dragon Mart, un lugar que servirá de plataforma de negocios impulsada por el gobierno chino para posicionar a sus empresas y productos en puntos específicos de México.

La posición que manifestamos desde un principio fue: no al proyecto, debido a que aunque digan que ahí no venderán calzado, me parece una mentira, pues una vez que tengan el lugar van a vender lo que quieran”, dijo el ingeniero Ysmael.

Además aseguró que en Cancún, al ser una zona fronteriza, tendrían preferencias arancelarias y esto daría una ventaja, además se brincarían las garitas aduanales y meterían los productos sin pagar impuestos que normalmente pagan.

“Es complicado decir que ese proyecto no nos hace daño… (sic) no nos podemos confiar, nosotros estamos totalmente en contra de esta iniciativa comercial y ya lo dijo nuestro Presidente de la Concamin (Confederación de Cámaras Industriales): no vamos a bajar la guardia y vamos a señalarlo de manera constante como algo que afectaría la industria zapatera nacional”, aseveró.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angel Ventura/Enviado