"Milagro económico" del Papa no llega a mipymes

Foto EE: Zyanya López

Para las grandes ciudades, una visita papal es siempre un gran negocio. Al margen de lo que sucede con la economía informal, los comercios establecidos generaron ventas por 418 millones de dólares en Filadelfia, donde estuvo en septiembre pasado; en Brasil se registraron 530 millones y Ecuador, Bolivia y Paraguay estimaron 350 millones de dólares. En México, las cámaras de comercio calculan ventas por 7,500 millones de pesos, poco más de 373 millones de dólares.

Hoteles y restaurantes son los comercios más “bendecidos” por la visita de Francisco a México. En la capital, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) estima ventas por 900 millones de pesos, una derrama que no llegará a 1,000 establecimientos aledaños a la Basílica y la Catedral, que tuvieron que cerrar por órdenes de las autoridades.

“La delegación –Gustavo A. Madero– envió un escrito para avisar que el Estado Mayor Presidencial tomaría las zonas cercanas, por lo que tendríamos que cerrar nuestros locales el viernes 12 y sábado 13 de febrero”, informó Fernando Gómez, responsable de Artículos Religiosos Guadalupanos, ubicado en la Basílica. El comerciante estimó las perdidas en 50,000 y 60,000 peso durante el tiempo que llevó “embellecer” la zona.

“La visita no dejó nada positivo; la ventas estuvieron flojas desde que empezaron a pintar calles, arreglar banquetas; la gente no asistió porque sabían que no podrían pasar y los que vinieron mantuvieron la cartera guardada en el bolsillo”, se quejó.

Otro comercio afectado por los cierres fue el Hostel Catedral Mundo Joven, ubicado detrás de la Catedral Metropolitana, que registró 15% de cancelaciones por el cordón de seguridad, informó Raúl Méndez, gerente operativo del hostal.

“Duplicamos los precios de nuestras tarifas y hace una semana las reservas aumentaron en 30%”, comenta Méndez. Sin embargo, la visita papal trajo más pérdidas que ganancias, ya que a pesar de ser sábado, día en que Francisco visitó el Zócalo Capitalino, no lograron llenar el establecimiento (lo que sí sucede cualquier otro fin de semana).

“El acceso restringido ahuyentó a varios viajeros, preferían no acercarse”.

No todos lamentan el cierre obligatorio. “No importa el cierre, sino la seguridad, de estar abierto tendríamos tumultos de gente… en las anteriores visitas hubo cierres, pero fue más temprano, en cuanto el Papa salió las tiendas abrieron y a las ventas de duplicaron”, recuerda Beatriz Gutiérrez, gerente de La Guadalupana.

La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en la ciudad de México, indicó que los 1,000 negocios aledaños a la Basílica de Guadalupe y a la Catedral cerraron por órdenes de las autoridades. Humberto Lozano, presidente del organismo comentó que “más que afectaciones, vemos la derrama que va a dejar –la visita papal– esperamos que sea de 900 millones de pesos.”

Cuestionado sobre si habrá algún programa de apoyo para los comercios afectados, el representante dijo que “primero tendría que haber una queja formal. Sólo hemos escuchado voces, no tenemos ningún escrito de alguno comercio que manifieste su pena o dólar por no realizar ventas esos días”.

Las ventas reales podrían ser menores a las estimaciones. En un recorrido el domingo por Paseo de la Reforma y La Condesa, se observaron restaurantes cerrados y algunos otro, muy pocos en realidad, llenos de clientes.

En la tienda como en el cielo

Sin restricciones de cierres por seguridad, los establecimientos de Chiapas Michoacán y Chihuahua podrían acumular ventas por cerca de 5,000 millones de pesos por la presencia miles de personas provenientes de distintos estados del país, Estados Unidos y Centroamérica.

En Tuxtla Gutiérrez, donde el Papa estuvo el lunes, la Canaco local estimó ventas por 250 millones de pesos. Los giros más beneficiados fueron restaurantes y hoteles, con 50% de aumento en sus ventas, indicó Manuel Ramos, presidente de la Canaco en esa ciudad.

En Michoacán, las autoridades prevén una derrama de 700 millones de pesos, no obstante que el gobierno gastó 22,000 millones en remodelar el estadio Venustiano Carranza, donde el Pontífice ofició una misa multitudinaria este jueves.

Voceros de la Canaco Chihuahua estimaron en 4,000 millones de pesos la derrama económica para Ciudad Juárez durante la visita del Papa, este miércoles, debido al arribo de dos millones de católicos de Estados Unidos y de otras entidades del norte del país. Indican que, desde la visita de Juan Pablo II a esa ciudad, en la década de los 90, no se había suscitado otro fenómeno económico de tal magnitud.

Los artículos religiosos

La venta de artículos religiosos es una industria que mueve más de 5,000 millones de dólares en el mundo. En México, existen 4,043 establecimientos de este tipo, casi en su totalidad son mipymes, según datos del INEGI. La visita papal no tiene un impacto inmediato en sus ventas.

Al menos cinco establecimientos de este tipo en la Catedral y la Basílica, optaron por no comprar artículos alusivos a Francisco, como gorras, cuadros y banderas, porque consideraron que no se venderían, en parte por el cierre de seguridad, además de que muchas personas siguen pidiendo productos de Juan Pablo II. En Tuxtla Gutiérrez, los 30 existentes aprovecharon el flujo de visitantes para vender agua y alimentos.

En países como Estados Unidos, Argentina y Perú, el furor por Francisco I generó toda clase de artículos: pizzas con la cara del Pontífice, peluches, tazas, discos, veladoras, playeras de futbol, botellas de agua, incluso tostadores que imprimen la cara del Papa en el pan. Muchos de estos pueden obtenerse en internet.

En México, la imagen de Sumo Pontífice dio para crear banderines, gorras, tazas, playeras que distribuyeron las autoridades capitalinas entre sus empleados. Un panadero más audaz, creó una concha con la cara de Francisco I, que espera vender bien este miércoles.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López y Angélica Pineda / El Empresario