Inflación cierra el año en 4.40%

Foto: Archivo./ elempresario.mx

En el 2010 la inflación cerró en 4.40%, luego de que en diciembre de ese año los precios al consumidor subieran 0.50%, más de lo esperado por los analistas.

Y es que el aumento al impuesto a los cigarrillos que se cobraría a partir de enero se hizo efectivo un mes antes, según confirmó el Banco de México, al reportar además un alza del 8.86 y de 1.99% en la tortilla.

Lo anterior, junto con el incremento mensual de la gasolina de 1%, además del aumento en el costo de de frutas y verduras, lo que presionó el indicador que mide la inflación hasta llevarlo a rebasar la meta de mediano plazo.

En el 2009, el último año de Guillermo Ortiz al frente del banco central, la inflación terminó en 3.57%; es decir, dentro del objetivo planteado de 3% con un rango de variabilidad de un punto.

Sin embargo, el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, afirmó que el resultado anual estuvo mejor de lo esperado, ya que a inicios del 2010 se tenía una perspectiva mayor por el aumento del IVA y varias medidas tributarias, pero la transmisión fue menor.

Además, el incremento en el gas no fue tan alto, se tuvo una brecha negativa del producto y hubo una mayor competencia de precios entre las cadenas comerciales.

De los nuevos impuestos para el 2011, como los cigarros, aseguró que tendrán poco impacto sobre los precios, lo que permitirá insertarnos en la banda de 3 por ciento.

No obstante, advirtió de un panorama mundial con presiones por aumentos en los precios de los alimentos y los commodities.

“Eso podría generar presiones inflacionarias, pero no afectaría el entorno benigno que se está dando con una actividad económica mundial baja para seguir abatiendo la inflación”.

Sorpresa alcista

Bancomer destacó que en diciembre la inflación dio una sorpresa alcista, pero con un cierre anual dentro del rango pronosticado por el Banco de México.

“Se puede catalogar como satisfactorio el desempeño inflacionario en el 2010”, consideró.

Scotibank también dijo que terminó dentro de lo que se había previsto, es decir, entre 4.25 y 4.75% por un repunte anual en frutas y verduras.

Ambas instituciones financieras observaron que al comenzar el nuevo año se dieron algunos elementos que podrían ejercer presión en los precios de los alimentos por la demanda ejercida por China e India.

Aun así esperan que se alcance la meta de 3% debido a que el tipo de cambio podría apreciarse de continuar la entrada de capitales extranjeros a los mercados.

[email protected]

CRÉDITO: 
Leonor Flores, El Economista