Asegura tu éxito con una incubadora

Foto: Cortesía

Deja que te orienten y haz que tu empresa permanezca en el mercado

En México, ocho de cada 10 empresas que no se incuban, perecen durante los primeros seis meses de vida sin recuperar la inversión inicial de los emprendedores; la cual, muchas veces puede provenir de sus ahorros o de préstamos de amigos y familiares.

“Mientras que las otras dos empresas que sobreviven, cierran luego de dos o tres años, debido a que no logran consolidar su marca o sus productos dentro del mercado”, comentó Martha Gasca, directora de la incubadora Multidisciplina Aplicada.

Esta situación se debe a que en la mayoría de los casos, los emprendedores no creen necesitar el apoyo de profesionales y deciden iniciar su propio negocio sin ninguna asesoría. Sin embargo; de acuerdo con los expertos, contar con el soporte de una incubadora de proyectos puede ayudarles a asegurar el éxito y la permanencia de su negocio en el mercado.

“La importancia de incubar un proyecto de este tipo, radica en que los empresarios apoyados egresan con los conocimientos necesarios para hacer rentables sus ideas, pues durante los meses que dura la incubación, se les proporcionan las herramientas necesarias para que entiendan mejor el funcionamiento de una empresa, tanto administrativa, como operativamente y también se les indica cómo minimizar los riesgos que se presenten en el proceso de maduración”, explicó Israel Reséndiz, coordinador de la Incubadora de la Fundación Pro Empleo.

Actualmente existen más de 500 incubadoras de negocios certificadas por la Secretaria de Economía, y al ingresar a una deberás pagar una mensualidad por el servicio o realizar un sólo pago por el proceso, tarifa que varía dependiendo de la entidad que elijas.

¿En qué sector debo emprender?

Si bien puedes llegar a dichas instituciones con dos o tres ideas de cuál podría ser tu futuro negocio, también puedes hacerlo sólo con la convicción de querer abrir tu empresa, aunque aún no tengas definido el sector al que quieres ingresar, pues durante los primeros meses del proceso, entrarás a una etapa de preincubación, durante la cual recibirás asesoría para definir un modelo de negocio adecuado a tus gustos y aptitudes.

De acuerdo con los expertos, en la actualidad algunos de los sectores más rentables son el comercio a detallistas, los restaurantes, bares, escuelas y cafeterías, además de aquellos emprendimientos relacionados con la salud de corporal, el entretenimiento y la venta de artículos para mascotas.

Sin embargo, Laura Calleros, directora del centro para emprendedores de la Universidad Anáhuac, recomienda a los interesados en desarrollar una empresa, ser conscientes de que emprender un negocio no sólo implica generar riqueza para el dueño de las ideas, sino el desarrollar productos y servicios que consoliden las cadenas productivas o que solucionen un problema social en beneficio de todos.

“Necesitamos proyectos que ayuden a la consolidación de las cadenas productivas, pues muchas veces la gente sólo busca obtener la exposición que les da crear una marca, sin saber que las empresas que se incorporan a las grandes cadenas productivas son la base fundamental para generar rentabilidad a otros empresarios”, enfatizó.

Una vez que egreses de las incubadoras, estarás listo para continuar tu camino hacia el éxito y contaras, por algunos meses más, con el respaldo de los asesores de esta para dar solución a las dudas que puedan surgir durante los primeros meses de operación.

Pero los expertos coinciden que una vez que trabajes por tu cuenta, debes esforzarte para hacer crecer a tu negocio y una forma de hacerlo es que, al menos durante el primer año, reinviertas todas tus primeras ganancias en el desarrollo de innovación, adquisición de tecnología y en la capacitación de tu personal para asegurar tu éxito.

DAR CLIC PARA VER IMAGEN

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo