Ficrea quiere convertirse en banco especializado

Foto: Especial

Atender a pequeñas y medianas empresas, será su prioridad

La sociedad financiera popular (sofipo) Ficrea tiene claro que su objetivo en el corto plazo es obtener la autorización para operar como banco especializado en la atención a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Sergio Ortiz Valencia, director general de este intermediario, indica que en la actualidad no hay una institución bancaria que atienda las necesidades específicas del sector, cuando éstas son muchas.

“La necesidad en las pequeñas y medianas empresas es toda, porque nacen prácticamente de la nada. Son empresas a las que les falta equipamiento industrial para tener más capacidad productiva, para producir con más calidad. Son empresas que les falta apoyo al capital de trabajo”, refiere el directivo.

Y agrega: “Desafortunadamente, la banca se va por lo grandes negocios, por los negocios más seguros. Claro, la pequeña y mediana empresa tiene su riesgo como cualquier otra, pero los riesgos también se pueden acotar con la calidad de las evaluaciones que hagamos”.

En este sentido, enfatiza que la intención de Ficrea, sofipo que ha tenido crecimientos importantes en los últimos años, es convertirse en el corto plazo en banco de nicho especializado en financiar a las pymes del país. Hoy día, más de 95% de sus 1,400 millones de pesos de cartera está en este sector.

En entrevista, Sergio Ortiz refiere que, para que ello ocurra, primero deben conseguir el nivel cuatro de operaciones dentro del sector de sofipos, para después ingresar su solicitud de operación como banco ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Sin embargo, el directivo asegura que Ficrea cuenta prácticamente con todos los requerimientos para conseguir el nivel cuatro como sofipo y gran parte de lo que se necesita para solicitar ser banco.

Tenemos que cumplir con una normatividad interna más amplia: tener un área de auditoría interna o sea, de gobierno corporativo fuerte; tener nuestra área de administración de riesgos, que ya la tenemos; nuestra área de prevención de lavado de dinero, que ya la tenemos; un sistema operativo robusto, que ya lo tenemos”, enfatiza.

Al preguntarle si Ficrea estaría listo, en caso de migrar a banco, para cumplir con requerimientos internacionales como los de Basilea II, Ortiz Valencia responde: “Sí, al día de hoy ya somos más grandes que algunos bancos de nicho”.

El directivo reconoce que como sofipo les ha ido muy bien, pero destaca que la intención desde que se rescató a este intermediario que prácticamente estaba en quiebra, en el 2010, es ser banco de nicho, además de que como financiera popular está muy acotada. “En cambio, el banco tiene algunas flexibilidades y podemos hacer un mayor número de operaciones”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Juárez, El Economista