Falta de gasolina afecta a cientos de empresas

Foto: Cuartoscuro

Puebla, Pue. El Consejo de Organismos Empresariales (COE) reportó que 40% de sus 2,280 afiliados tiene problemas para la compra de combustible debido al desabasto que hay en las gasolineras de esta ciudad desde el lunes pasado.

De acuerdo con la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), al miércoles ya sumaban más de 200 gasolineras sin producto debido a la falta de distribución de Petróleos Mexicanos por presunto robo en sus ductos.

Sergio Curro y Martínez, dirigente de la Asociación de Empresas de la Construcción, mencionó que los más de 910 negocios afectados comienzan a preocuparse porque no pueden cumplir con la entrega de mercancía, lo cual se traduce en pérdidas de 20% en ventas promedio al día.

Comentó que, en el caso de quienes tienen contratos de pedidos, los incumplimientos significan penalizaciones contra las cuales no pueden justificarse como proveedores, ya que son parte de los riesgos que deben prever para evitar fallas.

Mencionó que sus afiliados se han visto en la necesidad de tener que acortar sus rutas para hacer rendir la gasolina, hecho que impacta en sus metas de venta diaria.

Enfatizó que las empresas no pueden parar las actividades, pues de eso depende que se paguen salarios, sobre todo en este arranque de año que las ventas son bajas debido a la cuesta de enero.

PRESIONAN A PEMEX

Ante ello, el dirigente urgió a Petróleos Mexicanos permitir a las gasolineras autoabastecerse en otros estados para paliar el desabasto, ya que es la única alternativa viable en estos momentos; de lo contrario podría generarse una parálisis del sector productivo.

Curro y Martínez prevé que las empresas no podrán aguantar bajo estas condiciones de escasez de combustibles por más de 10 días porque paralizarían sus actividades.

“El argumento por parte de Pemex en cuanto a que las ordeñas a los ductos son la principal causa de la poca gasolina no nos ha convencido del todo, ya que se supone que utiliza la mejor tecnología para vigilar sus redes de distribución a lo ancho y largo del país, sin excepción de Puebla”, refirió.

Reiteró que al menos 60% de sus afiliados son empresas de productos o servicios, distribuidas en la capital poblana y su zona conurbada, las cuales necesitan estar en movimiento todo el tiempo.

El combustible para el abasto poblano proviene de la refinería de Tula, en Hidalgo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Miguel Hernández / El Economista