Falta certeza a donaciones online

Foto: El Economista

Hasta 90% de los intentos de donativos vía web no se concretan por desconfianza de los usuarios

Las causas nobles requieren recursos para llevarse a cabo. Si bien Internet y los dispositivos móviles ayudan a las organizaciones civiles a alcanzar mayor número de donantes, la desconfianza que aún genera dar información personal sensible, como la de la tarjeta de crédito, limita las posibilidades de éstas para obtener mayor financiamiento.

El potencial de Internet para recaudar fondos es innegable. En el 2013, la asociación mexicana Kardias, que ayuda a niños de escasos recursos con problemas de corazón, recaudó fondos por cerca de 1 millón 300,000 pesos con su “carrera virtual” que contó con el apoyo de 1,200 donantes. Para este 2014 confía en duplicar la cifra.

En el mercado existen diversas plataformas para realizar los pagos en línea, pero su potencial se ve afectado por los procesos de seguridad que a veces resultan complicados o generan desconfianza, además de que los formularios demandan al usuario tiempo que no siempre está dispuesto a otorgar.

“El registro de pérdidas sí es un problema”, reconoce Tatiana Ordorica, directora de Fundación Kardias. “Hay gente que dice que (la donación en línea) es tardada y que al final no la pudieron lograr… Sí se pierden donativos porque la gente se desespera de que el sistema no los deja terminar”.

Potencial desaprovechado

De acuerdo con Banwire, desarrolladora mexicana de sistemas de pago en línea, se rechazan entre 80% y 90% de los intentos de pago o donativos en línea porque los sistemas tradicionales de autentificación de datos envían a los usuarios a otros sitios para realizar sus transferencias, lo que genera desconfianza entre los donantes.

Debido a esto, la empresa, fundada en el 2009 por Hugo Castrejón y Víctor Casanova, ideó una herramienta de recaudación de donativos en línea, fácil y adecuada a la “idiosincrasia del mexicano”.

“Hay una necesidad grande de acercar los medios de pago a la población mexicana bajo la idiosincracia del mexicano. Existen plataformas de pago internacionales que requieren un prerregistro; son temas (a los) que en el país no estamos acostumbrados. Todo lo queremos hacer rápido”, expuso Víctor Casanova, socio fundador de la firma.

La herramienta para la recaudación de fondos fue desarrollada para facilitar a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) la recaudación de fondos a través de Internet y aplicaciones móviles, y simplifica los procesos sin comprometer la seguridad de los datos del usuario.

Una vez que el usuario accede a la página de la OSC para donar, el sistema despliega un formulario con los datos de la tarjeta, la cantidad a donar y los datos del auspiciante. Da también la opción de solicitar el recibo deducible. Finalmente, el sistema envía al correo del usuario los datos con el donativo. La operación se realiza en menos de cinco minutos.

Con esta herramienta, también disponible para comercios, el rechazo de transacciones se reduce a 10 o 15% y la recaudación se eleva hasta en 300%, aseguró el empresario.

Agregó que la plataforma trabaja con un sistema antifraude, lo que genera confianza en el donante y en consecuencia aumenta el número de operaciones exitosas.

“Revisamos en milésimas de segundo de dónde proviene la donación o la compra, dirección de IP, si el comportamiento es el correcto, si la tarjeta ha tenido algún incidente de fraude. Revisamos miles de variables en cuestión de segundos”, explicó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda, El Economista