Fomentar emprendurismo para salir de crisis

Foto: Cortesía

De las empleadas en Europa, 2% tiene un negocio propio: OCDE

Las tasas de crecimiento en la mayoría de los países poco a poco se van recuperando, pero no todas las naciones han presentado un aumento en la apertura de nuevos negocios, así lo mencionó un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizado en colaboración con Eurostat oficina estadística de la Unión Europea, y el apoyo de oficinas nacionales de estadística de los 22 países miembros.

El estudio reveló que los sectores de servicios son preferidos por los emprendedores, por encima de la industria manufacturera para abrir una empresa, asimismo, las mujeres tienen menor probabilidad de fundar un negocio que los hombres, según el estudio Entrepreneurship at a Glance 2012, en el que se proporciona una visión general de la iniciativa empresarial en los países miembros de la OCDE.

Dicho análisis explica cómo el acceso al financiamiento, las condiciones del mercado, los marcos regulatorios y las percepciones culturales pueden impulsar o hacer daño a la actividad empresarial.

Datos recientes sobre la creación y el cierre de empresas, muestra el gran impacto que la crisis económica y financiera ha tenido sobre la actividad empresarial. Puesta en marcha tarifas cayeron en picado desde mediados de 2008 en todos los países de la OCDE, donde se dispone de datos.

En ese año, la apertura de nuevas empresas descendió en todas las naciones de las cuales se tienen datos, pero desde 2011 se han presentado signos de recuperación.

Francia ha sido la nación, después de la crisis que mostró el incremento en la apertura de nuevas empresas, debido a la introducción de un sistema simplificado y un procedimiento de arranque. Mientras Australia y el Reino Unido han tenido un crecimiento robusto en la creación de negocios a finales de 2011, y Noruega aumentó de manera constante, pero el número de empresas de nueva creación se mantiene por debajo de su nivel pre-crisis en la mayoría de los países encuestados, según el informe.

Un apartado especial del informe fue dedicado a mujeres, en el cual se aseguró que alrededor de 2% de las mujeres empleadas tiene un negocio y brindan trabajo a otras personas. El porcentaje correspondiente a los hombres es más del doble en la mayoría de los países, sea cual sea el nivel global de empleo por cuenta propia.

Mientras que las mujeres empresarias optan por tener negocios más pequeños, estos no presentan diferentes resultados, que aquellas fundadas por los hombres en términos de supervivencia y creación de empleo.

En Francia, Nueva Zelanda y Polonia firmas cuya propietaria es una mujer tienden más a sobrevivir a sus primeros tres años que las inauguradas por un hombre ", dice Mariarosa Lunati, Jefe del Programa de Empresariado Indicadores de la OCDE.

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.