Empresas incrementan su gasto en seguridad

Archivo/Eleconomista.mx

Hasta 25% de sus ingresos es destinado a la protección

A nivel empresarial los delitos más recurrentes son: robo, fraude, abuso de confianza, extorsión, robo de información y contra la propiedad industrial, situación que ha conducido a las empresas a tomar una serie de medidas preventivas, por lo que llegan a invertir hasta 25% de sus ingresos, explicó Julio Hernández Barros, abogado del despacho Hernández Pliego y Asociados.

Éstos son costos que impactan en las empresas, por ser recursos que podrían estar destinados a la producción o productividad de la empresa y no en prevenir el delito.

Dentro de casos de fraude y abuso de confianza en una compañía -agregó-, se calcula que en 95% se encuentra involucrado un empleado de la compañía.

“En muchas de las situaciones, la empresa queda sin poder resarcir los daños, ya que destina recursos para que los abogados realicen su labor y al final no obtienen el resultado deseado porque el juez consideró que, por ejemplo, el peritaje de evaluación no cumplía con todos los requisitos y el robo que está cuantificado por millones de pesos no es cuantificable para éste”, explicó.

Entonces la pena para el delincuente es sólo de un par de meses, debido a que el robo no es cuantificable y la empresa quedará sin reparación del daño”, puntualizó Hernández Barros.

Optar por las medidas de prevención necesarias es la apuesta que debe hacer la compañía, “ya que en este momento no pinta bien el esquema para la víctima”, agregó, así los protocolos que ésta adopte para la prevención no deben confundirse con las políticas de creación de la empresa y dejar las políticas criminales al Estado.

Ejemplificó que hay empresas que ante robo pequeño deciden no otorgar el perdón por ser parte de una política y repercute en que el Estado gaste miles de pesos en un proceso. Esto, porque es la política que ésta adoptó y le ha funcionado, aunque vaya en contra de las impuestas por el Estado.

“La política criminal de una empresa no puede estar por encima de la política del Estado”, aseveró Julio Hernández.

Al existir casos, la autoridad adoptó una serie de medidas a través del Ministerio Público para desechar ese tipo de denuncias y así las reglas las establezca la autoridad y no las empresas.

Posibilidades

Una de las soluciones en los delitos que se cometen a las empresas puede estar en la justicia restaurativa, la cual “tiene como fundamento la reparación del daño, una medida que se acercará a los intereses del afectado, esto es, recuperar lo que le ha sido quitado por la delincuencia”, expuso.

Las medias que se integran son: mediación, conciliación, celebración de convenios y las reuniones para decidir sentencias.

Asimismo, se espera una reforma penal que está por instaurarse en el DF, que se tenga un nuevo código de procedimientos penales, abarque las nuevas reformas legales y es probable que incluya un capítulo amplio para la aplicación de justicia alternativa para solucionar los conflictos y sea posible la restauración del daño.

CRÉDITO: 
Yesme Cortés