Emprendimiento social, cuestión de principios

Foto: Especial

Generar un cambio en su comunidad impulsa a los jóvenes: UVM

La cercanía con los problemas sociales y una estructura familiar en la que se fomente el interés por ser agentes de cambio en la comunidad son las principales características de los emprendedores sociales con proyectos exitosos, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM).

Esta encuesta, en la que participaron 105 emprendedores sociales con proyectos que tienen más de 24 meses en el mercado, reveló que 80% de los jóvenes que llevan a cabo iniciativas sociales los conciben como planes de vida o al menos a largo plazo y aunque al principio los estructuran sin fines de lucro la mayoría buscan volverlos rentables.

De acuerdo con Mercedes Poiré, directora del Centro de Opinión Pública de la UVM, la motivación de los jóvenes con iniciativas sociales es la necesidad de provocar un cambio en la sociedad porque observan desigualdad, pues 33% de estos emprendedores están en contacto con comunidades de este tipo y 20% considera que sus proyectos aportan algo más que ingresos económicos.

La investigadora comenta que para quienes llevan a cabo estas iniciativas contar con ingresos económicos altos no es un factor relevante, pues su objetivo primordial es mejorar algún aspecto de la sociedad y mejorar las condiciones de vida de las comunidades.

Según el estudio el promedio de edad de los jóvenes que tienen iniciativas sociales exitosas es de 27 años y medio, aunque la edad al arrancar sus proyectos es de 22 años y 63% de ellos cuentan con estudios de licenciatura, esto denota que quienes realizan estas iniciativas las integran con su formación profesional desde edades muy tempranas.

Mercedes Poiré señaló que la estructura familiar de estos emprendedores es de gran importancia, pues la mayoría de ellos proviene de familias de estructura tradicional y poco más de la mitad de los encuestados son el hijo mayor.

En el estudio destaca la necesidad de financiamiento para estos proyectos, pues al menos 43% de los emprendedores sustentan los proyectos con recursos propios. Además de la cooperación de los socios o voluntarios que se suman a las iniciativas que generalmente reclutan en las comunidades de los proyectos o en las escuelas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Marisela Delgado